El Comercio

Unesid: «Estamos solo moderadamente satisfechos»

El director general de la patronal de empresas siderúrgicas de España (Unesid), Andrés Barceló, reconocía ayer que un arancel del 13,2% es «infinitamente mejor que el 0%» pero, a la vez, consideraba que «esta parte baja» del impuesto es «claramente insuficiente». Por ello, se declaraba «solo moderadamente satisfecho» con la decisión tomada por la Comisión Europea de imponer unos tipos de derecho 'antidumping' a las importaciones chinas de acero laminado en caliente de entre el 13,2% y el 22,6% y de chapa gruesa de entre el 65,1% y el 73,7%. «Hay que ver que el vaso tiene algo de agua, pero nos habría gustado que el arancel se hubiera aproximado mucho más al margen de 'dumping'. Si esto hubiera sido en EE UU habrían oscilado entre el 95% y el 106,9%», asegura.

Barceló afirma que «el mundo está lleno de trucos y se juega con muchos factores», por lo que no confía en que un impuesto del 13,2% vaya a parar del todo las importaciones chinas. «El riesgo de lo que técnicamente se denomina absorción, que es que el exportador decida que ese 13% lo regala y baja el precio de su producto para que el coste final sea igual, es muy grande. Y eso se puede hacer directamente, es decir, te rebajo ese 13% y tú me sigues comprando, porque hay que recordar que hablamos de China, que no es una economía de mercado y que ganar dinero no es lo más importante para sus empresas, y menos si son estatales como las del acero», explica. Además, el responsable de Unesid también apunta a otro método más sofisticado: «Como yo te vendo el acero a un precio mayor al repercutirle el arancel, tú luego me haces una reclamación por calidad y yo te devuelvo esa diferencia de dinero porque me avengo a reconocer ese fallo de calidad y te indemnizo por ello».