El Comercio

Volkswagen empieza a reparar en España los modelos con el motor 1.2 afectados por el software

Logo de Volkswagen.
Logo de Volkswagen. / Paul J. Richards (Afp)
  • Los primeros clientes ya están recibiendo las comunicaciones por parte de la empresa y ya se han llevado a cabo trabajos en los primeros vehículos

El grupo automovilístico alemán Volkswagen ha empezado a realizar las operaciones de intervención en España sobre los vehículos afectados por el problema del software que alteraba las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) en las unidades que incorporan la motorización diésel TDI de 1.2 litros.

Según han informado fuentes del grupo Volkswagen, los primeros clientes ya están recibiendo las comunicaciones por parte de la empresa y ya se han llevado a cabo trabajos en los primeros vehículos, que corresponden al modelo Polo de la marca Volkswagen y al Seat Ibiza.

La corporación germana continúa, de esta forma, con las reparaciones que inició el pasado mes de febrero con el modelo 'pick-up' Amarok que montaba la motorización diésel TDI de 2.0 litros. Dichas fuentes han confirmado que el objetivo del grupo es que todas las soluciones técnicas estén en marcha antes de finales del presente ejercicio.

Entre los modelos con el motor TDI de 2.0 litros que ya está reparando el grupo Volkswagen en España se encuentran los Volkswagen Amarok, Passat, CC, Tiguan, Golf, Touran, Jetta, Scirocco y Caddy, así como los Audi A3, A4, A5, Q5 y A6, los Seat Exeo, Altea, Ibiza y León, y los Skoda Superb y Octavia.

Actualización del software

Las fuentes de la compañía han explicado que, tanto en los vehículos con el motor de 1.2 litros como con el de 2.0 litros afectados por el software que alteraba las emisiones de NOx, la intervención consiste en una actualización del dicho software, con una duración aproximada de 30 minutos.

En este sentido, han recordado que dichas intervenciones en los vehículos afectados por este problema no tienen ningún impacto sobre el consumo de combustible ni sobre las prestaciones de los automóviles, tal y como ha certificado la autoridad alemana KBA. Además, han asegurado que en España han contactado con el 100% de los clientes por el propulsor de 2.0 litros.

Por último, han subrayado que su intención es recibir "próximamente" la autorización por parte de la KBA alemana para las soluciones técnicas presentadas para la motorización de 1.6 litros, que, además de una actualización del software también requerirá la instalación de una pieza adicional.