El Comercio

BlaBlaCar afronta en Madrid su primera sanción en Europa

Jaime Rodríguez, responsable de Blablacar para España y Portugal.
Jaime Rodríguez, responsable de Blablacar para España y Portugal. / Efe
  • La Comunidad de Madrid impone dos sanciones por valor de 8.000 euros por no tener "autorización" para ofrecer "un servicio de transporte público"

La compañía Comuto Iberia, nombre comercial de la plataforma de coche compartido BlaBlaCar en España, ha afrontado en la Comunidad de Madrid su primera sanción en Europa por no tener "autorización" para ofrecer "un servicio de transporte público".

El director general de Transportes de la Comunidad de Madrid, Pablo Rodríguez Sardinero, ha confirmado esta información que publica hoy el diario 'ABC'.

En concreto, la Comunidad ha impuesto a la compañía dos sanciones muy graves por un valor total de 8.000 euros por "facilitar en nombre propio servicios de transporte público de viajeros sin ser previamente titular de una autorización".

Además, le ha multado con una sanción grave por importe de 800 euros por "ofertar servicios de transporte público de viajeros sin disponer del título habilitante".

Dos conductores sancionados

La Comunidad de Madrid interpreta con estas sanciones que la compañía ha vulnerado los artículos 140.2 y 141.7 de la Ley de ordenación de los transportes terrestres, respectivamente.

Por otro lado, dos conductores de la empresa también han sido sancionados por la Comunidad de Madrid con 4.000 euros cada uno por no disponer "de ningún título habilitante para ejercer dicho transporte".

Todas estas sanciones se han producido después de las inspecciones efectuadas por parte de la Comunidad de Madrid a la actividad de Comuto Iberia, que entregó este verano al Gobierno regional la documentación requerida.

El director general de Transportes de la Comunidad de Madrid ha comentado que van a seguir inspeccionando a otros conductores y ha advertido a la compañía de que "tendrá que cambiar su metodología si quiere funcionar en España". "Hasta que España no cambie la ley, su manera de trabajar es ilegal", ha asegurado.