El Comercio

La industria pone fin a seis años de crisis

Industria química.
Industria química. / R. C.
  • Las compañías del sector elevan su facturación un 3,7% en 2015

  • El empleo en las empresas de fabricación de bienes de equipo mejora un 1,8%, un sector que pide al nuevo Gobierno una rebaja en la factura de la luz para ser más competitivos ante el exterior

El sector industrial de las compañías de bienes de equipo -las empresas que fabrican desde componente del automóvil hasta piezas eléctricas, entre otras muchas- ha dicho adiós a los duros años de crisis en los que su actividad retrocedía de forma imparable. A lo largo del año pasado, estas compañías registraron ventas por valor de 51.500 millones de euros, lo que supone un avance del 3,7% con respecto al año anterior, según ha anunciado la patronal del sector, Sercobe, en su asamblea general.

El dato supone romper con una tendencia en la que los incrementos de la facturación eran prácticamente planos -en 2014, 2013 y 2011 creció entre un 0,6% y un 0,8%- e incluso negativos, como ocurrió en 2012, cuando la actividad retrocedió un 5,2%, o en 2009, cuando lo hizo un 20% en términos interanuales. Para este ejercicio que está a punto de concluir, se espera "una facturación por encima del 3%, lo que supone consolidar una tendencia positiva", ha explicado Francisco Pardo Piqueras, presidente de la organización. "El primer semestre ha sido mejor que el mismo del año pasado, y en el segundo hemos notado cierta ralentización", ha anticipado Pardo, aunque considera que el sector "se encuentra en la buena senda".

Otro de los datos que certifican el cambio experimentado por la industria de bienes de consumo es el de la generación de empleo. El ritmo de creación de puestos de trabajo mejoró un 1,8% el año pasado, seis veces más de lo que lo hizo en 2014, cuando apenas crecía un 0,3%. En algunos casos, com olas ingenierías o las subcontratas, el avance del empleo superó el 7% y rozó el 6%, respectivamente. Las compañías lo han hecho "por segundo año consecutivo", ha recordado Francisco Pardo. Las compañías integradas en Sercobe emplean, de forma directa e indirecta, a unos 500.000 trabajadores.

Aunque se trata de unas industrias que exportan casi un 72% de toda su producción, también se han visto beneficiadas por el dinamismo de la economía española, al registrar un alza del 11,8% en el mercado interno, más del doble que la registrada en 2014. Este dato "pone de manifiesto una cierta recuperación de la capacidad productiva de la industria", ha señalado Francisco Pardo en su intervención.

En el acto de clausura, al que ha acudido el secretario de Estado de Comercio en funciones, Jaime García-Legaz, el presidente de Sercobe ha anticipado las que serán peticiones para el Gobierno que previsiblemente se constituirá este fin de semana. La más importante, "que se abaraten los precios de la energía", ha indicado Franciso Pardo. "En esto se nos tiene que ayuda", ha afirmado, porque "estos costes son fundamentales para el sector". Además, ha instado al Ejecutivo a seguir "cambiando el modelo productivo", para hacerlo más industrializado y conseguir los objetivos de que represente el 20% del PIB, tal y como dicta la Unión Europea.