El Comercio

Duro negocia un nuevo contrato por más de 73,5 millones en Argentina

  • Además del pedido, que consiste en la instalación de entre cuatro y seis turbinas de gas, el grupo aborda el cobro de una factura pendiente

Argentina bien merece un viaje. En el caso de Duro Felguera esta vez se produce por un doble motivo: la firma de un nuevo contrato de servicios, por importe de unos 80 millones de dólares (73,5 millones de euros) para la instalación de entre cuatro y seis turbinas de gas, que podrían ser del tipo de aeroderivadas, para Siemens, y negociar la devolución de los sobrecostes -más de 130 millones- que le ocasionó el proyecto 'llave en mano' para un ciclo combinado de la eléctrica de Vuelta de Obligado.

Será la propia compañía quien comunicará a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el nuevo contrato, que podría estar vinculado a los planes de inversiones que tiene Siemens en el país de América del Sur. A mediados del pasado mes de septiembre, el gigante alemán anunció la firma de una carta de intención con el Gobierno de Argentina para el desarrollo de un proyecto de inversiones y financiación por hasta 5.600 millones de dólares en las áreas de energía, transporte, infraestructura y sistemas de modernización. La iniciativa proyecta la creación de 3.000 puestos de trabajo directos y otros 7.000 indirectos.

Hasta Argentina se han desplazado el propio presidente de Duro, Ángel Antonio del Valle, y el director de Servicios, Juan José Herrero. Pero no solo para la firma de este contrato, sino para negociar también el cobro de una deuda pendiente por importe de unos 137 millones, que se produjo a consecuencia de los problemas derivados de la construcción de la central de Vuelta de Obligado.

Activos al mercado

Duro Felguera ya había anunciado, durante la presentación de los resultados del tercer trimestre, que sacaba al mercado sus activos no productivos. En principio, según publicó este periódico, la compañía quería vender su sede en Madrid, y el antiguo taller de Barros, dos equipamientos a los que también une ahora el edificio del Parque Científico y Tecnológico de Gijón, con 9.000 metros cuadrados de superficie.

La sede madrileña se encuentra en un edificio de la Vía de los Poblados, tiene 13.800 metros cuadrados y ocho niveles y fue adquirida por el grupo hace tan solo dos años, por 20 millones de euros. En ella invirtió otros 12,5 millones, para remodelarla.

Con estas operaciones, Duro Felguera pretende hacer caja y evitar futuros problemas de tesorería.