ArcelorMittal estima que las primeras medidas contra el acero chino «están siendo eficaces»

El ministerio confirma que los aranceles que protegen productos que se fabrican en las plantas asturianas ya han comenzado a tener «efectos positivos»

ANA MORIYÓN GIJÓN. 12 May 2017

Las primeras medidas interpuestas por la Unión Europea contra la competencia desleal que supone la venta de acero chino a precios por debajo de coste (dumping) han permitido frenar la importación de estos productos y dar un respiro a las empresas europeas. El director general de ArcelorMittal España, Oswaldo Suárez, reconoció ayer en Gijón que las medidas 'antidumping' adoptadas por la Comisión Europea para hacer frente a la competencia desleal que ejerce China, pero también otros países que actúan a la sombra del gigante asiático, han empezado a surtir efecto. «Están siendo eficaces», dijo durante su participación en la 'Jornada sobre medidas contra las prácticas desleales en el mercado del acero', organizadas por la Cámara de Comercio de Gijón.

El representante en España del principal fabricante de acero del mundo departió sobre la experiencia empresarial de ArcelorMittal ante las prácticas comerciales fraudulentas por parte de China, principalmente, pero también de otros países como Rusia, Ucrania, Serbia, Irán y Brasil. Hizo un repaso de la grave situación que atravesó la firma, hasta el punto de que se vio obligada a adoptar duros ajustes que implicaron el cierre y la venta de algunas de sus factorías, si bien anotó que las plantas asturianas de Gijón y Avilés fueron unas de las que mejor resistieron el envite. Y, para acabar, atribuyó a la fuerte presión que el sector realizó ante las autoridades que la UE asumiera finalmente el problema que esta situación estaba planteando en toda la industria siderúrgica y adoptara, desde el pasado 2016, las oportunas medidas protectoras.

Ahora, aplaudió, se avanza por la «vía correcta» para garantizar el futuro de la siderurgia española y europea, si bien pidió a la UE no dormirse en los laureles y seguir trabajando en esta línea. Máxime, apuntó Suárez, porque los efectos positivos de estas medidas han coincidido en el tiempo con un momento dulce para el mercado europeo y «queda la incertidumbre de saber qué pasará en el siguiente bache económico».

La versión institucional la ofrecía Ángeles Bosch Jiménez, subdirectora general de Política Arancelaria y de Instrumentos de Defensa Comercial de la Secretaría de Estado de Comercio, dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, quien quiso hacer hincapié en la «complejidad» que supone para la UE dar luz verde a este tipo de medidas 'antidumping' puesto que, previamente, se requiere un arduo proceso de investigación para ratificar que el país exportador está incurriendo en prácticas desleales u ofreciendo a sus empresas subvenciones contrarias al libre comercio.

Bosch aclaró que la UE es «perfectamente consciente» del problema que supone para la industria de los estados miembros la competencia desleal por parte de países como China y aseguró que «está haciendo todo lo posible» para corregir esta situación. Por un lado, indicó, interponiendo medidas para contrarrestar ese efecto perjudicial que provocan en las empresas europeas las importaciones a precios ridículos y, por otro, trabajando en la modificación de los instrumentos legales «para hacerlos más efectivos y que puedan defender de manera más contundente a las empresas europeas» ante la competencia de algunos países entre los que está China pero que, quiso puntualizar, «no es el único».

La subdirectora general de Política Aranceralia detalló, en este sentido, que en este momento hay varias medidas de defensa comercial en apoyo a productos que se fabrican en las plantas que Arcelor tiene en Asturias -como chapa gruesa, laminados calientes y laminados fríos- «que han tenido ya efectos positivos». Avanzó además que la Comisión Europea ha abierto investigaciones «de carácter confidencial» para imponer otras cinco medidas más y dijo confiar en que «en breve tengamos buenas noticias».

«En la buena dirección»

En este punto intervino el presidente de la Cámara de Comercio de Gijón, Félix Baragaño, para indicar que, una buena muestra de que las medidas que se han empezado a adoptar por parte de la UE «van en la buena dirección» es que «las acciones de ArcelorMittal se han revalorizado de forma importante en las últimas semanas». Baragaño ahondó durante la presentación de la jornada, que se desarrolló en el Palacio de congresos del Recinto Ferial Luis Adaro, en la necesidad de poner en marcha políticas «justas y equitativas» que ofrezcan entornos favorables para las empresas del sector. Participaron también en las jornadas el director territorial de Comercio e ICEX en Asturias, Javier Parra Rodríguez; el subdirector general de Banco de Empresas de Asturias de Liberbank, Carlos Freire y la directora general de Industria, Sandra Velarde, quien clausuró las jornadas.

Copyright © ELCOMERCIO