Acciona se retira de la puja por Duro

Instalaciones del taller de Duro Felguera Rail, en Mieres. / J. M. PARDO
Instalaciones del taller de Duro Felguera Rail, en Mieres. / J. M. PARDO

Descarta la operación por la negativa del grupo asturiano a facilitar documentación | El fondo londinense Bybrook Capital, que ya presentó su oferta, se queda como único interesado en entrar en el capital de la empresa asturiana

DANIEL FERNÁNDEZ | SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

Bybrook se queda sin competidores, por el momento, en su carrera por entrar en Duro Felguera. Según pudo confirmar ayer EL COMERCIO, la otra empresa que había mostrado interés por entrar en el capital, la española Acciona, ha descartado la operación. Se trata de un movimiento inesperado, puesto que los ejecutivos de Duro esperaban que esta compañía presentara de forma «inminente» su oferta. Sin embargo, esta no llegará, por lo que el fondo británico Bybrook Capital se queda como único interesado en Duro, en una operación vital para la empresa asturiana, puesto que la entrada de un socio que aporte capital es una condición indispensable para que los bancos -la compañía debe a las entidades bancarias 460 millones de euros- aprueben el plan de rescate. Cabe recordar que el próximo 30 de septiembre concluye el plazo dado por los bancos a Duro para que encuentre un socio inversor.

Durante el pasado verano, Acciona inició negociaciones con Duro Felguera, de forma paralela a las que estaba llevando con el fondo londinense Bybrook. Incluso representantes de la compañía visitaron las instalaciones asturianas, en concreto el Tallerón de Gijón y el de Mieres. En ese periodo también Acciona revisó toda la documentación aportada por la firma que preside Ángel Antonio del Valle, a la espera de que pasado el verano, y antes de que concluya la tregua dada por los bancos, presentara una oferta. O, al menos, una declaración de intenciones. Es por ello que la pasada semana, con la de Bybrook como única propuesta sobre la mesa, el comité ejecutivo de Duro decidió esperar por Acciona antes de tomar una decisión.

Pero, finalmente, la esperada oferta no llegará. Acciona se ha retirado de la carrera. La empresa elude dar explicaciones de los motivos por los que ha descartado entrar en el accionariado de Duro, aunque fuentes cercanas al proceso consideran que la decisión de la compañía que preside José Manuel Entrecanales puede obedecer a la negativa del grupo asturiano a facilitar determinada documentación sobre contratos que se adjudicaron a través de agencia. El caso es que Acciona podría haber tomado la decisión de retirarse de la puja en las últimas 48 horas. Su interés por Duro le llevó a firmar un acuerdo de confidencialidad antes del verano. Hubo numerosas reuniones entre directivos de ambas firmas y visitas de responsables de Acciona a las instalaciones del grupo industrial en Asturias.

Abogados externos

Por otra parte, una de las cuestiones que no convencieron a Acciona tuvo que ver con las facturas de Duro. A principios del mes de julio, las asesorías jurídicas de ambas empresas se vieron para analizar los impagos de la compañía asturiana pendientes de varios proyectos por valor de 492 millones de euros. Para tratar su resolución, Duro tuvo que gastar más de 15 millones de euros en abogados externos.

Mientras tanto, el tiempo sigue corriendo en contra de Duro. El próximo día 30 concluye la tregua dada por los bancos acreedores, a la espera de que la compañía dispusiera de un plan viable ese día. Ese plan requiere la inyección de capital de entre 80 y 150 millones de euros en la empresa. El Santander, que es el banco al que más debe Duro (250 millones de pasivo), es quien lidera las reticencias al plan de saneamiento. El resto de la deuda se reparte entre el Sabadell y CaixaBank (130 millones entre los dos) y BBVA y Bankia (80 millones entre ambos bancos).

Sin embargo, las soluciones aportadas por Duro no parecen convencer a los bancos. Como informó el pasado sábado EL COMERCIO, las entidades no están dispuestas a refinanciar la deuda si no se cumplen dos condiciones. La primera, que Bybrook o Acciona asumieran el control de la compañía; la segunda, la renuncia del presidente de Duro, Ángel Antonio del Valle.

Más noticias

Fotos

Vídeos