Arcelor abrirá una investigación por las cruces aparecidas en la factoría de Gijón

Arcelor abrirá una investigación por las cruces aparecidas en la factoría de Gijón

El comité de empresa denuncia de forma unánime «la amenaza y el ataque» al derecho de representación sindical

Noelia A. Erausquin
NOELIA A. ERAUSQUINGijón

El ajuste planeado por Arcelor para el tren de chapa de Gijón, más de 40 trabajadores solo en producción y otros 5 en mantenimiento, y la disposición para llegar a un acuerdo por parte de los sindicatos mayoritarios para salvar instalación -amenazada por sus malos resultados y la compra de Ilva- genera el rechazo de algunos empleados. Esta noche un grupo de trabajadores ha colocado cruces en el entorno de la sede del comité, así como símiles de esquelas del tren de chapa en las que exigen explicaciones a las centrales, piden «una hora de silencio» y decretan «tres días de luto oficial». La compañía ya ha anunciado que abrirá una investigación para verificar si ha existido alguna infracción laboral y comunicarán el resultado a las autoridades.

El comité de empresa, con representantes de UGT, CC OO, USO y CSI, en un comunicado conjunto ha rechazado de forma unánime «la amenaza y el ataque al derecho de representación sindical que legítimamente sus delegados ostentan» y denuncia que este tipo de prácticas «solo intentan coaccionar» al comité y condicionar a los trabajadores con informaciones falsas «ya que a fecha de hoy, la negociación está abierta y no existen propuestas cerradas ni acuerdo alguno».

Más información

Por otro lado, ante la aparición de las cruces, los secretarios generales de Industria de UGT y CC OO, Jenaro Martinez y Damián Manzano, respectivamente, mostraron su más absoluta repulsa y defendieron la labor de los representantes de los trabajadores legalmente elegidos en las urnas. Los sindicalistas realizaron estas declaraciones justo antes de reunirse con el consejero de Empleo, Industria y Turismo, Isaac Pola, para abordar la complicada situación por la que atraviesa Duro Felguera.

La compañía ha propuesto para el tren de chapa invertir dos millones de euros y amortizar, al menos, 45 puestos de los 370 que tiene la instalación. La multinacional también tiene previstos ajustes con las auxiliares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos