Arcelor plantea reducir la cifra de bomberos en las plantas asturianas

La factoría con la que cuenta Arcelor en Gante. /  E. C.
La factoría con la que cuenta Arcelor en Gante. / E. C.

La multinacional invitó a los sindicatos a visitar la factoría de Gante para demostrar la seguridad del recorte, pero una explosión ha dejado un muerto en la instalación

NOELIA A. ERAUSQUIN GIJÓN.

A veces hay coincidencias muy inoportunas. La semana pasada Arcelor propuso a los sindicatos reducir su personal de bomberos, un recorte viable y seguro, según la multinacional, que puso como ejemplo cómo han organizado los equipos en su factoría de Gante. Menos de una semana después, el martes, la instalación belga sufría una explosión que provocaba la muerte a un trabajador y hería de gravedad a otros dos. El accidente ha hecho saltar las alarmas en el Principado.

Los sindicatos asturianos, que rechazan de plano cualquier tipo de recorte en seguridad, ya se opusieron la semana pasada a la reducción en la plantilla de los bomberos, pero después del caso de Gante se muestran aún más convencidos. Las factorías de Gijón y Avilés cuentan con 60 trabajadores de este tipo, 30 en cada una, que realizan cinco turnos en grupos de seis. Sin embargo, la multinacional, que en su plan de productividad contempla la reducción de personal en Asturias a través de bajas no traumáticas, pretende que cada uno de los equipos esté formado por cinco personas, lo que supondría prescindir en total de diez bomberos.

Los sindicatos han rechazado las intenciones de la multinacional y argumentan que no se trata de una reducción de personal de estructura, sino que afecta directamente a la seguridad de las factorías. La Asociación de Personal de Contrato Individual de Arcelor (Aciaa-Saif) y la Corriente Sindical de Izquierda (CSI) se ha mostrado especialmente beligerantes con esta medida, pero aún más después del accidente de Gante. El gigante del acero había invitado a algunos de los representantes de los trabajadores asturianos a visitar esta planta. El objetivo del viaje era demostrar la eficacia de los equipos de cinco personas.

José Manuel Díaz, presidente de Aciaa-Saif, se mostraba ayer muy contrariado por las intenciones de Arcelor que, según aseguró, «presume de gastar en seguridad, pero luego quiere reducir en bomberos». Según explicó, cuando se produce un incidente, cinco trabajadores son prácticamente el personal imprescindible para manejar el camión de bomberos y sus equipos y el sexto suele ser el encargado de conducir la ambulancia hasta el lugar del suceso.

Manuel Pulgar, de CSI, también criticó la medida, que cree que podría extenderse también a técnicos de protección de riesgos laborales o incluso médicos y censuró que el equipo de bomberos lleve ya tiempo haciendo horas extra y doblando turnos.

El siniestro en la factoría de Gante se produjo por una explosión en un tanque de benzol causada «por un problema técnico» cuando se estaba procediendo a su llenado, según uno de los oficiales de bomberos de la localidad. El accidente, que tuvo lugar el martes, provocó un muerto y dos heridos. Este tipo de explosiones no son ajenas a Asturias. En 2010, en la factoría de Avilés se produjo una detonación de una bolsa de gas en el horno de benzol mientras se realizaban labores de mantenimiento. En aquella ocasión no se produjeron daños personales.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos