Arcelor propone amortizar 15 puestos e invertir un millón en Aboño y el tándem 1

La multinacional adelanta a esta mañana la reunión de seguimiento del acuerdo sobre competitividad firmado en Madrid

NOELIA A. ERAUSQUIN GIJÓN.

Arcelor y los sindicatos se reunieron ayer para avanzar en la implantación del plan de productividad de la multinacional en el parque de carbones de Aboño y el tándem 1 de la planta de Gijón, en cuya factoría su desarrollo está resultando complicado y lento, a ojos de la dirección, que considera esta iniciativa fundamental de cara a mejorar sus resultados. En dos encuentros diferentes, el grupo propuso la reducción de quince puestos entre ambas instalaciones y una inversión de alrededor de un millón de euros para realizar mejoras y automatizaciones. Además, el gigante siderúrgico ha adelantado a hoy la reunión de seguimiento del acuerdo sobre competitividad firmado en Madrid y que tiene el objetivo de mejorar la situación del tren de chapa y la división de Largos, las instalaciones que peores resultados están obteniendo en Asturias, sobre todo después de que la UE exija al grupo importantes desinversiones si quiere comprar la italiana Ilva.

En el caso del parque de carbones, la dirección de la multinacional propone eliminar los cinco empleos que se encargan del cargue de material para las baterías de cok de Avilés, básicamente, porque esta actividad dejará de ser necesaria cuando cese la actividad en estas y la asuman las nuevas de Gijón. La empresa también plantea la desaparición de un puesto de servicios centrales en el almacén, que tendrá mejoras en automatizaciones y el control de accesos, y otros cuatro empleos en mantenimiento -eliminar la actividad de seis maestros electromecánicos y reforzar la plantilla de diez oficiales con dos más-. En total, la compañía prevé invertir 200.000 euros en el parque de carbones.

Por otro lado, en el tándem 1, la instalación que se encarga de la laminación en frío, Arcelor calcula una inversión de 800.000 euros para automatizaciones y la monitorización del sótano y espera la amortización de cinco puestos. Sin embargo, aquí la problemática es más complicada. Ya hace un año hubo un conflicto con los gruistas y, posteriormente, se han ido sumando reivindicaciones, como la demanda de la equiparación en los grados con respecto al tándem 2. Los representantes de la plantilla volvieron a reclamar ayer iguales remuneraciones para puestos semejantes en ambas instalaciones y también que no se aproveche esta problemática para implantar el plan de productividad.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos