ArcelorMittal y Alcoa acudirán a la nueva subasta de interrumpibilidad

E. C. AVILÉS.

La siderúrgica ArcelorMittal y Alcoa, dos de las mayores consumidoras de energía eléctrica que operan en España, confirmaron ayer a Efe su intención de acudir a la próxima subasta de interrumpibilidad, cuya fecha está aún por determinar, pero que será para el ejercicio de 2018. Alcoa indicó ayer que su objetivo será «obtener el mayor valor posible para sus centros de producción en España».

La interrumpibilidad es una herramienta de gestión de la demanda que aporta flexibilidad y respuesta rápida para la operación del sistema ante situaciones de desequilibrio entre generación y demanda. Este servicio se activa en respuesta a una orden de reducción de potencia dada por Red Eléctrica a los grandes consumidores que sean proveedores de este servicio, principalmente, la gran industria.

En la subasta celebrada en noviembre del pasado año, Alcoa consiguió cinco bloques de 90 megavatios, de ellos uno para la factoría de Avilés, el que solicitaba; mientras que Arcelor logró un bloque de 90 y AZSA, los dos a los que aspiraba. Red Eléctrica de España completó el proceso de asignación del servicio de interrumpibilidad a través de subastas competitivas con la asignación de un total de 10 bloques de 90 megavatios y de 415 bloques de 5, lo que se tradujo en una potencia interrumpible para este año de 2.975 megavatios. A la anterior convocatoria acudieron 138 grandes consumidores, entre ellos, Arcelor, AZSA y Alcoa.

Fotos

Vídeos