Oswaldo Suárez: «Arcelor no es el único responsable de la contaminación»

Fernando Couto, Fernando Lastra, Mariví Monteserín, Carmen Moriyón y Oswaldo Suárez, esta mañana en La Granda.
Fernando Couto, Fernando Lastra, Mariví Monteserín, Carmen Moriyón y Oswaldo Suárez, esta mañana en La Granda. / Marieta

La inversión de la multinacional hasta 2022 superará los 300 millones si se tiene en cuenta la construcción de las nuevas baterías de cok en Gijón y la segunda reforma de la acería de Avilés

MARCOS MORO / AGENCIAS

«Somos conscientes de nuestra obligación de poner en marcha todas las acciones y medidas que estén a nuestro alcance para tratar de mejorar el medio ambiente de la región, aún sabiendo de que no somos los únicos responsables de la contaminación del aire y que existen otros factores externos sobre los que no tenemos control». El consejero delegado del clúster de Asturias de ArcelorMittal, Oswaldo Suárez, destacó la apuesta de la multinacional por «la continuidad de la siderurgia integral en Asturias y el respeto al entorno social» durante la presentación esta mañana en La Granda del plan de mejora ambiental para seguir garantizando la competitividad de las factorías de Gijón y Avilés. Un plan de inversiones dotado con 120 millones de euros y un plazo de ejecución en cinco años. Si se tiene en cuenta además la construcción de las nuevas baterías de cok en Gijón y la segunda reforma de la acería de Avilés entonces la inversión de Arcelor hasta 2022 superará los 300 millones de euros.

La multinacional ha creado un plan de acción, otro de sensibilización y otro de inversiones que ha presentado el CEO del Clúster de Asturias. Su intención es hacer «sostenible la realidad industrial», en palabras del CEO de Asturias, quien ha indicado que «no sólo es un problema de dinero (poner en marcha medidas medioambientales), sino también de adecuación y medios». «Tenemos ilusión por mejorar el entorno de nuestras factorías», ha dicho.

Para ello se busca una «reducción drástica de las emisiones de polvo en las instalaciones que generan un 70% de dichas emisiones». Su propósito es que las canalizadas bajen un 56% y las difusas un 50%. La instalación de pantallas vegetales, mejoras en la captación de humos o la renovación de gasómetros son algunas de las medidas previstas.

El groso de las inversiones se hará a lo largo de 2019 y afectarán tanto a las instalaciones que la empresa tiene tanto en Gijón como en Avilés y empezarán antes de que acabe el presente 2017. Para entonces ArcelorMittal tiene previsto cambiar el enfriador del sínter B y luego revisar los niveles del sínter A.

Suárez ha señalado que se mantiene la intención de abrir en 2019 las nuevas Baterías de Gijón, «aunque acumulamos unos meses de retraso se mantiene el año». «Es una muestra de la apuesta por la continuidad, nuestra obligación es poner en marcha acciones para el medio ambiente, pero también sabemos que no somos los únicos responsables».

Más información

Por ello y porque, «en ocasiones se nos han adjudicado incidentes en los que no tenemos nada que ver», trabajarán en mejorar la comunicación externa. Crearán comisiones en que participarán los representantes vecinales y también de las administraciones y formarán a los empleados en cuestiones medioambientales. «Queremos ser claros, concisos y creíbles», ha dicho Suárez.

Satisfacción en el Principado

El consejero de Infraestructuras, Fernando Lastra, ha estado en la presentación, al igual que las alcaldesas de Gijón y Avilés. Ha reconocido que «es algo más que un plan de inversiones», es «una propuesta comprometida con Asturias, con el medio ambiente, seria y responsable».

Lastra ha asegurado que «Asturias recibe con satisfacción» este «gran proyecto inversor» y ha reconocido el trabajo del equipo directivo para prepararlo. Ha dicho también que desde la administración autonómica tratarán de agilizar los trámites para dar la autorización ambiental a las nuevas Baterías.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos