Axalta trasladará en 2018 su centro de Tamón al edificio de Morés en el parque de Llanera

Edificio Covadonga, en el Parque Tecnológico de Llanera, antigua sede de Morés, en el que se instalará Axalta. / SUSANA SAN MARTÍN
Edificio Covadonga, en el Parque Tecnológico de Llanera, antigua sede de Morés, en el que se instalará Axalta. / SUSANA SAN MARTÍN

La céntrica ubicación regional y la capacidad de crecimiento que ofrece el edificio han sido las claves para la elección de la multinacional

CRISTINA TUERO GIJÓN.

Axalta cambiará Tamón (Carreño) por el Parque Tecnológico de Asturias, en Llanera el próximo año. La multinacional líder mundial en el sector de pinturas de automoción había manifestado su intención, a través de su vicepresidente senior, Joe McDougall, de seguir creciendo en Asturias, tanto en número de trabajadores, como de servicios. Pero, para ello, necesitaba un cambio de ubicación porque su actual centro de operaciones empezaba a quedar pequeño para acoger diariamente el trabajo de casi 200 personas.

Los responsables del centro de servicios de Axalta, en el que se reparten cuatro áreas -Recursos Humanos, Servicios Financieros, Compras y Telecomunicaciones-, emprendieron hace más de un año la búsqueda de un lugar idóneo para trasladar al que puede considerarse el 'cerebro' de una empresa propiedad, tras su compra a Dupont en 2013, del grupo Carlyle. Porque, desde Asturias, la multinacional controla las operaciones para Europa, Asia y Norteamérica, con la mirada puesta, a corto y medio plazo, en el mercado de Latinoamérica.

El periplo les llevó por varias ciudades asturianas donde se otearon algunas posibles ubicaciones aunque por razones diversas acabaron descartándose. Hasta llegar a Llanera. En el Parque Tecnológico de la localidad languidecía el que fuera el centro de producción de la extinta Reprografía Morés en el Edificio Covadonga, que fuera, a decir de los expertos, uno de los mejores equipados del país.

Según ha podido confirmar EL COMERCIO el edificio del Parque de Llanera cumple varios de los requisitos que se buscaban. El primero y más importante, el de su céntrica ubicación. «Está en un punto medio para todos nuestros trabajadores, que se reparten por el territorio asturiano. Y eso es clave para nosotros».

Más importantes que la propia ubicación física son las posibilidades de crecimiento que para la multinacional ofrecen las instalaciones. Axalta ha aumentado en los últimos meses el número de trabajadores en plantilla en casi 80 personas, pasando de un equipo de 120 a las aproximadamente 200 que a diario trabajan en Tamón, más de la mitad de ellas, mujeres. Las expectativas empresariales apuntan a nuevas incorporaciones a medio plazo, una situación que permitiría el nuevo equipamiento de Llanera.

La multinacional realizó en el primer semestre del año una campaña de captación del talento, en colaboración de la Universidad de Oviedo, con el objetivo de aumentar la vinculación de la empresa al territorio asturiano. De las más de mil solicitudes recibidas, se realizaron más de 400 entrevistas, y se contrató a una veintena de universitarios.

Obras en enero

La adaptación del Edificio Covadonga en el centro de servicios de Axalta comenzarán en enero y se prolongarán durante varios meses. La intención de la multinacional es comenzar el traslado de profesionales después del verano, hacia septiembre. Los primeros en cambiar de ubicación sería el personal de Telecomunicaciones y, partir de ahí, de manera paulatina, el resto de la plantilla. A finales de 2018 comenzaría, si se cumplen todos los plazos, la que se podría denominar nueva etapa de Axalta en el Principado, desde donde controlan 38 fábricas diferentes de un total de 32 países.

Una cuarta parte de los coches que se venden en España han sido pintados con productos fabricados en la multinacional. Volkswagen, BMW, Mercedes, Toyota o Hyundai son algunas de las marcas que tienen a Axalta como único proveedor.

Aunque la fabricación de pintura propiamente dicha no se hace en la región, entre las operaciones que se realizan desde el Principado está el control de todas las compras de las plantas de Europa y EE UU o la gestión de todos los contratos de telecomunicación de las plantas de Europa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos