La banca aprueba el plan de avales para que Duro Felguera se pueda reactivar

El exterior del edificio que es la sede madrileña de Duro Felguera, ayer. / IÑAKI MARTÍNEZ
El exterior del edificio que es la sede madrileña de Duro Felguera, ayer. / IÑAKI MARTÍNEZ

El Santader da luz verde a la compra por el Sabadell de la sede madrileña del grupo asturiano por 33 millones de euros

O. VILLA / S. BAQUEDANO GIJÓN.

La banca ha cumplido y ha hecho su trabajo. Los comités de riesgo de cada una de las entidades acreedoras han aprobado el plan de avales para facilitar la reactivación de Duro Felguera. Fue ayer cuando se notificó al grupo asturiano la buena noticia. A falta de conocer los detalles de la cuantía que aportará cada banco, lo que sí ha trascendido es que la próxima semana se materializará esta operación que permitirá a la compañía hacer frente a los impagos y volver a contratar.

Además, ayer se supo que el Banco Santader ha dado su visto bueno a la operación de Sabadell para la compra del edificio de la sede en Madrid de Duro Felguera. La entidad financiera que preside Ana Botín es la principal acreedora del 'pool' bancario del grupo asturiano, con lo que su aprobación era decisiva para llevarse a cabo lo que en círculos financieros conocedores de los detalles de la operación consideran como «una solución innovadora».

Como adelantó ayer EL COMERCIO, una vez realizada la venta del edificio madrileño, Duro ingresará diez millones en un depósito que servirá como garantía de urgencia para que, a su vez, la banca acreedora libere el resto de avales, hasta 31 millones de euros. De esta forma, la compañía estará ya en condiciones de volver a contratar de nuevo. La falta de avales provocó, según el propio grupo asturiano, que se viera obligado a dar de baja cuatro proyectos por un importe total de 918 millones de euros.

Nueva etapa

El consejo de administración de Duro -que se reunió el lunes y el martes pasados- aprobó la venta del citado inmueble al Sabadell. Solo faltaba que el resto del 'pool' bancario diera su visto bueno a la compra del edificio por el que la entidad financiera pagará 33 millones de euros. Santander era el banco que quedaba por dar luz verde, cosa que hizo ayer mismo, a la operación que podría firmarse la próxima semana. Según las fuentes consultadas, el Sabadell tiene intención de firmar una operación de 'leasing' o arrendamiento para permitir que las divisiones del grupo asturiano, Núcleo y Epicom, sigan operando en dicho inmueble, al menos hasta su venta, que, por el momento, está «muy verde».

La aprobación del plan de avales por parte de la banca vislumbra una nueva etapa en la compañía asturiana, tras cuatro meses sin nuevos pedidos y sometida a la zozobra e incertidumbre que han supuesto las negociaciones con los acreedores.

La tregua, o 'standstill', pactada con la banca concluye el próximo 15 de enero. La finalidad del grupo es llegar a una solución para la devolución de su deuda con Banco Santander, Santander de Leasing, Caixabank, Banco de Sabadell y Banco Popular, Bankia y BBVA.

Por el momento, la banca ya ha cumplido su compromiso de aprobar un plan de avales. Ahora le toca al presidente de Duro cumplir su palabra, que quedó recogida por escrito en el acta del penúltimo consejo de administración. Ángel del Valle se comprometió a dar un paso atrás si la banca liberaba los avales necesarios para la reactivación de la compañía.

Según la propuesta del máximo órgano ejecutivo de la compañía, Ángel Antonio del Valle tendría que renunciar al cargo de presidente y a sus funciones ejecutivas para mantenerse como consejero, como le corresponde por derecho al ser dueño del 24,5% de las acciones. Acacio Rodríguez, actualmente consejero externo, pasaría a ser presidente con voto de calidad, de tal forma que pudiera dirimir en caso de empate en una votación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos