CAPSA advierte de que el conflicto «pone en riesgo» el futuro de la planta de Granda

Andrés Vega, Armando Tellado y Francisco Sanmartín. / M. ROJAS

La empresa niega una posible deslocalización y la junta rectora de CLAS apoya «sin fisuras» la actuación de la dirección de la compañía

D. FERNÁNDEZ OVIEDO.

«La actual situación de conflictividad pone en riesgo el futuro de la planta de Granda». Así lo afirmó ayer el director general de la Corporación Alimentaria Peñasanta (CAPSA), Armando Tellado, durante una comparecencia ante los periodistas para explicar la posición de la empresa ante el conflicto laboral en el que se encuentra, tras la ruptura de negociaciones con el comité de empresa por el convenio colectivo. Tellado estuvo acompañado en su comparecencia por el responsable de recursos humanos de la corporación, Andrés Vega, y por Francisco Sanmartín, director general de CLAS, el socio mayoritario de CAPSA.

El director general de la Corporación Alimentaria Peñasanta afirmó que la comparecencia ante los medios «es obligada ante las mentiras del comité de empresa para confundir a la sociedad asturiana». Armando Tellado considera que el conflicto entre la empresa y la plantilla se debe única y exclusivamente a cuestiones de incrementos salariales en una compañía «de la que estamos orgullosos de ser la que paga los sueldos más altos». De esta forma, rechaza la «deslocalización» de la planta de CAPSA en Granda que desde el comité se plantea como uno de los principales argumentos para sus reivindicaciones.

Para Tellado, esta «insistencia en la deslocalización» que se viene empleando desde el comité de empresa «no es más que una cortina de humo para no hablar de los sueldos», que a su juicio es el meollo de la cuestión. El director general de CAPSA recordó que entre 2012 y 2015 los salarios de la plantilla se incrementaron en más de un 14% -remuneración fija más variable-, lo que convierte a los trabajadores de CAPSA «en los mejores pagados» del sector en España. «Y estamos muy orgullosos de ser la empresa que paga los sueldos más elevados -afirmó Tellado- y por eso hemos propuesto para el periodo 2016-2020 una subida superior del 13%».

«Durante esta huelga hemos dejado de envasar quince millones de litros en Granda»

El director general de la corporación afirmó que la apuesta de CAPSA por Asturias «es inequívoca» y aseguró que «en Granda se envasa y se utiliza toda la leche de Asturias». En este sentido, recordó que en 2016 se procesaron en las instalaciones sierenses 40 millones de litros de leche más que en 2012 «en detrimento del resto de fábricas del grupo». «La única deslocalización que se ha producido es en estos momentos, durante la huelga, que nos hemos obligado a dirigir a otros centros el envasado de la leche. Durante estos días hemos dejado de envasar 15 millones de litros en Granda», añadió.

La actuación de la dirección de CAPSA en este conflicto cuenta con el aval del socio mayoritario de la corporación: Central Lechera Asturiana. El director general de CLAS, Francisco Sanmartín, afirmó que la junta rectora de la cooperativa láctea apoya, «sin ningún tipo de fisura» a la dirección de CAPSA y recordó que la junta rectora de CLAS «es la voz de los ganaderos» en la corporación, dejando claro que solo este órgano es el que está legitimado «para hablar en nombre de los ganaderos».

Fotos

Vídeos