Duro Felguera negocia la liberación de avales con cada banco para evitar el concurso

Acacio Rodríguez.
Acacio Rodríguez. / M. ROJAS

El grupo asturiano también pacta la liberación de avales con cada banco acreedor

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

La dirección de Duro Felguera se está empleando a fondo para evitar un concurso de acreedores, que supondría el ‘desguace’ de esta emblemática ingeniería asturiana, y se encuentra “en el buen camino”, según fuentes cercanas a la empresa. El grupo industrial negocia la liberación de avales con cada uno de los bancos acreedores y por cada uno de los proyectos que tiene en curso, de tal forma que busca una solución individualizada a cada caso.

Además, Duro Felguera cuenta con la confianza de los grandes proveedores con los que tiene impagos pendientes con lo que se asegura de que ninguno instará un concurso de acreedores para reclamar su parte de la deuda. Según las mismas fuentes, la mayoría de las firmas proveedoras “confían” en la capacidad de la compañía asturiana para salir adelante y tratan de “no ahogarla” mientras dure este proceso. Un proceso que tiene varias fases.

Da la casualidad de que el ex presidente de Duro Felguera, Ángel del Valle, nombró esa misma semana a un nuevo consejero, en representación de Inversiones Somió, que es experto en procedimientos concursales. Su nombramiento se produjo durante una tensa reunión del consejo de administración, celebrada en Madrid, en la que Del Valle insistió en llevar la empresa a un preconcurso de acreedores. Su propuesta se encontró con el rechazo de la mayoría de consejeros, encabezados por Acacio Rodríguez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos