Duro Felguera convoca el lunes al consejo para dar el relevo a Del Valle

El grupo asturiano, a la espera de la propuesta de financiación de los bancos, cuyos comités de riesgo evalúan todos los detalles

S. B. GIJÓN.

Ya hay fecha para el consejo de administración de Duro Felguera. Será el próximo lunes, y está previsto que sea el último que presida Ángel del Valle. Si el aún presidente del grupo asturiano cumple su compromis con la banca, pondrá su cargo a disposición del máximo órgano ejecutivo de la empresa para dar el relevo a Acacio Rodríguez, hoy consejero externo.

En ese consejo también podría aprobarse el nombramiento de José Manuel García Hermoso como consejero independiente en sustitución de Ricardo Córdoba, que anunciaba su renuncia a mediados del pasado mes de octubre. De esta forma, quien fuera presidente de la Corporación Siderúrgica Integral (CSI) y Acacio Rodríguez volverán a fomar equipo como cuando, a principios de los noventa, les tocó pilotar la reconversión siderúrgica.

Del Valle se mantendría en Duro Felguera como consejero dominical, como le corresponde por derecho al ser titular del 24,4% de las acciones.

A la espera del consejo de administración del lunes, Duro Felguera ultima su plan de negocio para exponérselo a la banca y los acreedores, por su parte, también preparan su propuesta de financiación y la liberación de los 31 millones en avales necesarios para hacer frente a los impagos y volver a contratar carga de trabajo. Son los comités de riesgo de cada entidad los que están estudiando minuciosamente cada detalle del proceso.

Como publicó este periódico, la banca ha pedido al grupo asturiano que acelere la venta de activos y que sus ingresos sirvan como garantía colateral para dichos avales, que permitirán, al fin, la reactivación de la compañía.

La propia compañía lleva tiempo tiempo trabajando en un plan que se centra en las líneas de negocio rentables, en el denominado 'core business' o actividad principal, y en desinvertir en aquellos activos no estratégicos. El grupo asturiano tiene prevista la venta de su sede en Madrid, por la que estima obtener más de 30 millones de euros. Al parecer, la compañía tiene dos ofertas interesadas. Una exige que la firma permanezca tres años de alquiler y la otra que abandonen el edificio en un plazo máximo de seis meses.

Duro también está dispuesto a desprenderse de Felguera Raíl y Núcleo-Epicom. Respecto a la primera, Duro mantiene conversaciones con la multinacional francesa Alstom (recientemente fusionada con la alemana Siemens), segundo fabricante mundial de material ferroviario. De proseguir la buena marcha de las conversaciones entre ambas, podría haber un acuerdo antes de fin de año para el traspaso de la sociedad y su planta de Mieres.

Duro también baraja la venta de Núcleo Comunicaciones y Epicom, las divisiones del grupo ubicadas en la sede de Madrid, especializadas en los sectores de defensa y de control aéreo, marítimo y medioambiental. La multinacional Indra podría haberse interesado por este negocio del grupo asturiano.

Fotos

Vídeos