Duro Felguera convoca junta extraordinaria el 25 de junio para capitalizar deuda

Duro Felguera convoca junta extraordinaria el 25 de junio para capitalizar deuda

Deberá aprobar la operación por un importe de 233 millones de euros mediante la emisión de obligaciones convertibles

EFEOviedo

Duro Felguera ha convocado el próximo 25 de junio una junta de accionistas extraordinaria para la aprobación de una operación de capitalización de deuda por un importe de 233 millones de euros mediante la emisión de obligaciones convertibles, ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El grupo de ingeniería y bienes de equipo ya había informado de la celebración previa, el 15 de junio, de una junta ordinaria para la aprobación de una ampliación de capital por importe de 125 millones de euros. Ambas operaciones forman parte del acuerdo de refinanciación alcanzado recientemente con la banca.

Antes de la ampliación de capital se realizaría una operación de ajuste patrimonial y, de acuerdo a lo previsto en la refinanciación en curso, un ajuste de deuda que acabará fijando la deuda en niveles sostenibles en el entorno de 85 millones de euros, con una fecha de vencimiento a cinco años, y líneas de avales para nuevos proyectos por un total de hasta 100 millones de euros.

Esta operación de ajuste patrimonial viene determinada por los resultados adversos de los ejercicios 2015, 2016 y 2017 que llevaron a Duro Felguera a un fuerte desequilibrio patrimonial que será restablecido con la aplicación de las operaciones incluidas en el acuerdo de refinanciación y la ampliación de capital mencionada.

La multinacional asturiana registró en 2017 una pérdida neta de 254,5 millones de euros, frente al quebranto de 18,2 millones contabilizado en el ejercicio anterior.

En el primer trimestre de 2018, Duro Felguera perdió 16,9 millones de euros, frente a los número rojos de 327.000 euros del mismo periodo del pasado ejercicio.

La empresa explicó que los resultados del primer trimestre «se han visto significativamente afectados por los problemas de liquidez derivados de la situación financiera que provoca dificultades en la contratación de nuevos proyectos y una disminución del nivel de producción».

Esta situación, aseguró la compañía, «se revertirá una vez que la sociedad concluya su proceso de reestructuración tras la ampliación de capital».

El acuerdo de refinanciación, añadió, permitirá «garantizar el reequilibrio patrimonial, la estabilidad y viabilidad futura de la compañía y el mantenimiento del mayor número de puestos de trabajo posible».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos