Duro Felguera se dispara en la Bolsa y sube un 41% al cierre de la sesión

El edificio central de Duro Felguera en el Parque Tecnológico de Gijón./DAMIÁN ARIENZA
El edificio central de Duro Felguera en el Parque Tecnológico de Gijón. / DAMIÁN ARIENZA

El grupo asturiano enlaza tres días consecutivos de incrementos ante una posible salida a su crisis financiera y ha llegado a revalorizarse durante la sesión más de un 48%

Noelia A. Erausquin
NOELIA A. ERAUSQUINGijón

Venía de muy abajo, por eso la revalorización en términos absolutos no es tan grande, pero la remontada de Duro Felguera en la Bolsa de Madrid es de las poco habituales. Al cierre de la sesión, sus acciones habían subido un 41%, hasta 0,53 euros cada una y una capitalización cercana a los 61 millones de euros. Durante la mañana, los títulos del grupo asturiano, incluso, superaron un repunte del 48%, hasta los 0,58 euros por acción al final de la mañana.

Se trata del tercer día consecutivo de subidas, después del mínimo del pasado día 29 de diciembre, cuando las acciones cotizaron a 0,33 euros. Ayer, al cierre de la sesión, el valor se había revalorizado un 8,86%, hasta los 0,38 euros.

Este repunte tiene lugar ante la posibilidad de que la compañía logre un acuerdo sobre su refinanciación que le permita salir de la crisis financiera en la que se encuentra inmersa. La sociedad continúa sondeando a los posibles socios que puedan acudir a la prácticamente segura ampliación de capital, aún pendiente de fecha y de importe, si bien se estima que podría rondar los 100 millones de euros. Se combinaría con una reconversión de la deuda financiera que, según espera Duro, "permitirá a la sociedad disponer de un balance y una estructura financiera saneada". El paso más inmediato en este sentido parece que se conocerá en las próximas horas o jornadas, ya que Duro está "en la fase final de negociación con el pool de bancos de una línea de liquidez que estabilizará la situación del circulante de la compañía". Contar con esa liquidez permitirá, por una parte, que Duro vuelva a contratar y, por otra, supone un paso de calidad, dado que demuestra que la compañía vuelve a estar en situación de captar financiación.

De este modo, Duro Felguera podría volver a respirar, incluso después de que el pasado día 29 hiciera público un hecho relevante remitido a la CNMV, en el que reconoció "constatado desviaciones en la estimación de costes de algunos de los proyectos", con un "deterioro que impacta negativamente en el resultado esperado al cierre de diciembre de 2017 respecto al del tercer trimestre del mismo año". Las principales de dichas desviaciones se han detectado en los proyectos de Recope (Costa Rica), con un deterioro de 12 millones de euros; Fluxys (Bélgica, en un proyecto de gran complejidad técnica), con un impacto negativo de 10 millones; y en la argentina de Vuelta de Obligado, donde Duro ha tenido que dotar una provisión de 10 millones por costes adicionales.

No obstante, también apuntó su plan para mejorar la productividad en un 25% que incluye "cambios organizativos y de procedimientos en la dirección y supervisión de los proyectos en todas las líneas de negocio".

Duro insistió ante la CNMV en que sigue "avanzando en posibles desinversiones de negocios y activos no estratégicos que redunden en una mayor utilización de la capacidad productiva de dichos negocios".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos