Duro Felguera encara su consejo más decisivo bajo la amenaza del concurso

La compañía ficha a un asesor independiente para acometer la ampliación de capital con el objeto de atraer nuevos inversores

S. BAQUEDANO GIJÓN.

Duro Felguera ha convocado para mañana uno de los consejos de administración más decisivos de su historia. En dicha reunión se aprobarán las cuentas de 2017, cuyas pérdidas se prevén millonarias, pero también se vislumbrará el futuro del que dependen más de 2.000 familias por empleos directos y otras tantas de manera indirecta. La nueva dirección del grupo asturiano desde que Acacio Rodríguez asumió la presidencia, el pasado mes de noviembre, ha venido volcando sus esfuerzos en evitar un concurso de acreedores que vuelve a amenazar esta inminente cita del máximo órgano ejecutivo de la compañía.

La pasada semana, la familia Arrojo, a través de su representante de Inversiones El Piles, Javier Sierra, solicitó por carta la celebración de un consejo extraordinario para instar el artículo 5 bis, esto es, un preconcurso de acreedores. Una petición que no obtuvo respuesta favorable, pero que en la reunión de este miércoles podría introducirse en el turno de ruegos y preguntas. El comité de empresa ya ha apuntado al anterior presidente de Duro Felguera, Ángel Antonio Del Valle, apoyado por Inversiones El Piles, Inversiones Somió (ambas de la familia Arrojo) e Inversiones Río Magdalena (familia Arias), máximos accionistas de la empresa, como instigadores del proceso que quiere abocar al grupo a un concurso de acreedores. Frente a esta opción que supondría el 'desguace' de una compañía centenaria y que pondría en riesgo el futuro de miles de familias en Asturias, se encuentra un plan para reactivar la firma.

Dicho plan pasaría por un acuerdo con la banca acreedora, que ya el pasado viernes remitió a la dirección de Duro Felguera un 'term sheet' o carta de intenciones en un inequívoco gesto de evitar el concurso. Como adelantó este periódico, el 'pool' -integrado por Banco Santander, Caixabank, Banco de Sabadell y Banco Popular, Bankia, BBVA, Banco Cooperativo Español y Liberbank- propone una quita de entre el 70% y 75% de la deuda, que a día de hoy se sitúa en los 320 millones de euros, y una inyección de dinero fresco de 25 millones de euros.

A partir de ahí, la compañía tendría que hacer también sus deberes para hacerse con al menos 100 millones de euros que podrían venir, bien de una ampliación de capital o bien de inversores, o de una fórmula mixta que incluyera las dos opciones. El grupo asturiano ha contratado una 'boutique' o asesor independiente para acometer la ampliación de capital. Dicho asesor se encargaría de comprobar el 'apetito' del mercado para entrar en Duro Felguera y le asesoría también sobre cómo y cuándo llevar a cabo la operación para atraer nuevos inversores. Además, la banca estaría dispuesta a acordar un plan de avales por otros 100 millones de euros, que serían a aportados al 50% por las entidades financieras y la empresa.

Esta primera propuesta de las entidades financieras tiene que ser evaluada ahora por la dirección de Duro Felguera y por cada uno de los comités de riesgo de los bancos acreedores. En cualquier caso este gesto de la banca da alas a la empresa para salvarse y alejarse de un concurso, que podría ser la opción que defiendan mañana algunos accionistas en el consejo con el único objeto de proteger su patrimonio.

Rebote bursátil

Ayer, Duro Felguera se disparaba un 13,40%, al pasar de los 35 céntimos por acción al inició de la jornada a los 38 con los que cerró la sesión bursátil. Este rebote se produce tras conocerse el plan de la banca y la posible ampliación de capital de la compañía asturiana.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos