Duro Felguera firma un preacuerdo para la venta de Raíl a Talleres Alegría

Duro Felguera firma un preacuerdo para la venta de Raíl a Talleres Alegría

La ingeniería asturiana ingresará entre 10 y 15 millones de euros por la operación que podría cerrarse en 50 días

S. BAQUEDANO GIJÓN.

Duro Felguera ha firmado un preacuerdo para traspasar su división de DF Raíl a Talleres Alegría. Por esta operación, pendiente solo del proceso de 'due dilligence' o asesoría legal, la ingeniería asturiana ingresaría entre 10 y 15 millones de euros y mantendría el 20% de la marca Raíl, mientras que el restante 80% pasaría a ser propiedad de la empresa que fundó Bienvenido Alegría Cuervo en el año 1900, según fuentes conocedoras del proceso.

Duro Felguera había anunciado que estaba dispuesta a desprenderse de negocios que no corresponden con su 'core', esto es, Raíl y Núcleo. Ya el año pasado, el grupo asturiano había mantenido conversaciones con la multinacional francesa Alstom (fusionada con la alemana Siemens), segundo fabricante mundial de material ferroviario, para la venta de su planta de Mieres, pero las conversaciones no fructificaron.

El grupo Felguera Raíl, que cuenta con unos 70 empleos, diseña y fabrica desvíos, escapes, bretelles, travesías, aparatos de dilatación, así como cruzamientos monobloques fundidos de acero al manganeso.

Talleres Alegría se dedica a la fabricación de material y equipos ferroviarios. Su actividad diaria se centra en el diseño, fabricación y asistencia técnica de material fijo de vía tanto para líneas convencionales, metros, tranvías como para líneas de alta velocidad.

En la actualidad cuenta con cuatro centros de producción especializados repartidos entre Llanera, Gijón y Alcázar de San Juan, en Ciudad Real, y emplea a unos 80 trabajadores.

Nada más conocer la noticia de este preacuerdo, CC OO de Industria de Asturias y sus delegados y delegadas en Duro Felguera Raíl, trasladaron a la dirección de la compañía su exigencia de compromiso en el mantenimiento de los puestos de trabajo y la actividad de la planta de Mieres. La dirección de Duro informó a la plantilla de Raíl que la operación está sujeta a la culminación por parte de Talleres Alegría de un análisis en profundidad de la sociedad y sus instalaciones, para lo que se ha pactado un plazo de 50 días.

La dirección del grupo asturiano también dijo a los trabajadores que dos de los requisitos que puso para la venta son el mantenimiento del empleo como mínimo en sus niveles actuales y la actividad en la planta de Mieres.

Para CC OO de Industria, cualquier decisión de este tipo debe de contar «con un proyecto de futuro sólido, independientemente del comprador o que la compañía permanezca dentro de Duro Felguera».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos