Bankia y BBVA se adhieren a la prórroga de Duro Felguera para renegociar su deuda

Oficinas de Duro Felguera en Gijón. / Damián Arienza.

La tregua bancaria se amplía hasta el 15 de enero

EUROPA PRESS

Bankia y BBVA y la financiación sindicada de núcleo se han adherido al convenio de prórroga o acuerdo de espera ('standstill') suscrito por Duro Felguera con sus acreedores para renegociar su deuda o dar entrada a un socio. En un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía indicó que la prórroga estaba sujeta a que antes de hoy se adhirieran Bankia, BBVA y la financiación sindicada de núcleo, así como a la adhesión antes del 26 de octubre de Banco Cooperativo Español y Liberbank.

Así, una vez superadas las condiciones anteriores, la prórroga tendrá una duración máxima hasta el próximo 15 de enero y durante su vigencia se continuará desarrollando el proceso de negociación sobre vencimiento de deuda y garantías comerciales.

El pasado 29 de septiembre, Duro Felguera suscribió con Banco Santander, Santander Leasing, Caixabank, Banco Popular y Banco Sabadell una prórroga del acuerdo 'standstill'.

El grupo de ingeniería inició negociaciones el año pasado con Bankia, BBVA, Caixabank, Popular, Sabadell y Santander sobre vencimientos de deuda y garantías comerciales. A principios del pasado mes de julio, la compañía suscribió un acuerdo de espera 'standstill' con estos bancos, que expiraba este 30 de septiembre.

Durante la vigencia de esta nueva prórroga, el grupo continuará desarrollando el proceso de negociación sobre vencimiento de deuda y garantías comerciales. Dentro de ello, está diseñando un refuerzo de su estructura de capital, pendiente de definir importe, instrumento y si se llevará a cabo en una sola operación o en varias sucesivas. Asimismo, mantiene conversaciones con diversas entidades dentro de un proceso de búsqueda de un socio estratégico coordinado por la banca Rothschild.

Pérdidas semestrales de 1,9 millones

Duro Felguera registró unas pérdidas de 1,9 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone elevar un 6% sus 'números rojos' frente al mismo periodo del ejercicio anterior.

Las ventas del grupo en el semestre ascendieron a 319,16 millones de euros, lo que supone una caída del 4,5% debido, principalmente, a la demora en el inicio de algunos proyectos en cartera, así como a la menor contratación en 2016 vinculada a la situación financiera de la compañía.

Fotos

Vídeos