Duro incorpora a García Hermoso al consejo que ya controla Acacio Rodríguez

Acacio Rodríguez. / DURO FELGUERA
Acacio Rodríguez. / DURO FELGUERA

El grupo asturiano prevé concluir la operación de venta de su sede de Madrid a mediados de diciembre a un fondo recomendado por el Banco Sabadell

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

José Manuel García Hermoso (Segovia, 1950) volverá a formar equipo con Acacio Rodríguez. Esta vez en Duro Felguera. Ayer, su consejo de administración aprobó el nombramiento como consejero independiente de quien fuera el último presidente de Ensidesa y el primero de las firmas que precedieron a la actual ArcelorMittal. Si en la primera década de los 90 a ambos les tocó llevar a cabo la dura reconversión siderúrgica, hoy, 25 años después, tienen una nueva misión: reflotar la ingeniería asturiana, en la que Acacio Rodríguez acaba de estrenarse como presidente tras la renuncia de Ángel Antonio del Valle.

Con el nombramiento de García Hermoso y la pérdida del voto de calidad de Del Valle, se produce un reequilibrio de poderes en el consejo a favor del nuevo presidente, que toma ya el control de la compañía.

El máximo órgano ejecutivo de Duro también avanzó en la operación de venta de su sede en Madrid, un proceso que la compañía prevé concluir a mediados de diciembre. Será un fondo, al parecer luxemburgués, recomendado por el Banco Sabadell, el que adquirirá, por 38 millones de euros, el inmueble ubicado en la capital del país. De esa cuantía, 10 millones pasarán a formar parte de un depósito como garantía para que la banca acreedora libere el resto, hasta los 31 millones, que son necesarios para hacer frente a los impagos y volver a contratar.

Será hoy cuando Duro Felguera comunique a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el nombramiento de García Hermoso como consejero independiente.

Amplia experiencia

Licenciado en Ciencias Económicas y doctor en Ciencias Empresariales, García Hermoso tiene una amplia experiencia en gestión, auditoría y reestructuración de empresas. Antes de pilotar la reconversión siderúrgica, fue vicepresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y vicepresidente del Instituto Nacional de Industria (INI), entre otros cargos.

García Hermoso y Acacio Rodríguez son viejos conocidos. Era 1991 cuando el primero aceptó la propuesta del entonces ministro de Industria, Claudio Aranzadi, para llevar a cabo la integración de las dos empresas siderúrgicas, Ensidesa y Altos Hornos de Vizcaya (AHV).

Fue el propio García Hermoso quien acudió en búsqueda de Acacio Rodríguez, que en esa época era consejero delegado de la firma Pegaso. Tenía el encargo del Gobierno de Felipe González de hacer una siderurgia viable y competitiva.

Acacio aceptó el reto. Se incorporó a la siderúrgica como consejero delegado de la CSI, lo que incluía dirigir el Plan de Competitividad y Reestructuración. Ambos lograron la integración de Ensidesa y Altos Hornos de Vizcaya y llevaron la compañía a Bolsa.

Paradojas de la vida. Ahora, 25 años después, es Acacio Rodríguez quien ha llamado a García Hermoso para que le acompañe en la reactivación de duro Felguera. El primero como presidente y el segundo como consejero volverán a pilotar juntos otra gran empresa asturiana. Al menos al menos de forma transitoria, hasta que se configure una nueva estructura accionarial tras la ampliación de capital.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos