Duro plantea que Del Valle siga solo como consejero y Acacio Rodríguez sea presidente

Duro plantea que Del Valle siga solo como consejero y Acacio Rodríguez sea presidente

Supedita la propuesta a que la banca asuma la refinanciación del grupo, que requiere una capitalización de 200 millones y una ampliación en otros 100 para atraer inversores

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

El Consejo de Administración de Duro Felguera que comenzó el lunes y se reanudó el martes acabó pasada la medianoche con una propuesta para la banca acreedora. Si ésta acepta las bases del plan de refinanciación de la empresa y emite avales transitorios para su reactivación, Ángel Antonio del Valle renunciaría al cargo de presidente y a sus funciones ejecutivas para mantenerse como consejero. Acacio Rodríguez, actualmente consejero externo, pasaría a ser presidente con voto de calidad, de tal forma que pudiera dirimir en caso de empate en una votación. También se nombraría a un tercero -un ex ejecutivo del INI- para las funciones de coordinador de los directores generales.

Si finalmente se firma el acta con tal propuesta -al parecer, ayer, el propio Del Valle pretendía recular tras leerla por escrito- y se transmite a las entidades financieras, éstas tendrán el turno de la palabra. En círculos financieros se daba por hecho que hoy se completaría el paso que queda pendiente para la renovación del 'standstill', con la adhesión de Liberbank y Banco de Ahorro. Pero ahora los bancos tendrán que decidir también si están dispuestos a sentarse a negociar el plan para refinanciar la deuda, que pasa por una capitalización de 200 millones de euros y una ampliación de capital en otros 100 millones para atraer inversores. Todo ello entraña mucha letra pequeña: qué entidad capitaliza cuánto, cómo y cuándo. Habría que repartir el esfuerzo y eso no es sencillo. Requiere estudio y tiempo de negociación.

Más noticias

Lo que la banca no va a hacer nunca, al menos oficialmente, es pronunciarse sobre si le vale una u otra persona en la presidencia de Duro que no sea Del Valle.

«Tenemos serias dudas de que esta propuesta valga a la banca. Lo primero que quieren las entidades financieras es un ambiente positivo, un clima de confianza, liberado de un Consejo en el que se ha planteado ya por dos veces llevar la empresa a concurso de acreedores. Del Valle no está legitimado para poner condiciones. Él es el causante de toda esta crisis y el problema de Duro. Además, se ha dedicado a injuriar y blasfemar al Banco Santander a través de un medio digital». Son reflexiones de quienes conocen de cerca el proceso en que está sumido el grupo asturiano. «El escenario idóneo hubiera sido que Del Valle renunciara a seguir en el Consejo y los bancos emitieran los 30 millones de euros necesarios para reactivar la compañía», agregan. No es el caso. Pero también reconocen que aunque «pequeño» se ha dado un paso para desbloquear la situación con la propuesta de que Del Valle renuncie a la presidencia.

Pero los planes iniciales del por ahora presidente eran otros. En el Consejo de Administración, que se prolongó por dos días, intentó, como publicó este periódico, mantenerse como presidente no ejecutivo y nombrar a uno de los directores, en concreto, al de Asuntos Corporativos, José Carlos Cuevas, como director gerente. Ni Cuevas ni ningún otro de los directores quiso lo que alguno definió como «un caramelo envenenado». Otra de las maniobras que pretendió Del Valle fue reprobar a Miguel Zorita, impuesto por la banca como asesor del Consejo, y aplicar el artículo 5 bis de la Ley Concursal para abocar la empresa al preconcurso de acreedores. Zorita fue, precisamente, quien paralizó esa alternativa en la anterior reunión del máximo órgano ejecutivo del grupo. Tampoco en este encuentro tuvieron eco las propuestas de Del Valle. Finalmente se llegó al acuerdo mencionado al inicio y quedó recogido en el acta.

Pero no queda ahí la cosa. Porque una cosa es hablar y otra leer lo que se dice. Y, al parecer, a Del Valle no le gustó leer ayer el acta del Consejo de Administración y trató de modificar cuestiones relacionadas con su propia salida y con cifras que se aportaron en la reunión del máximo órgano ejecutivo de Duro. Según las fuentes consultadas, el secretario del Consejo le impidió los cambios y le instó a convocar un nuevo Consejo con notario. Del Valle, que pidió ver la redacción completa del acta, tiene de plazo hasta mañana para proceder a su firma o convocar otro Consejo y alargar la crisis de la empresa.

En cuanto a las cifras, en la reunión del martes también hubo contradicciones entre el informe que leyó Cuevas de Miguel, en el que se recogen las necesidades de provisión del grupo, y los datos que aportó uno de los directores generales, que dijo haber cumplido los objetivos y tener cubierta la caja.

En Bolsa, Duro llegó a perder hasta un 4% aunque cerró finalmente a 0,49 céntimos por título, lo que supone una caída del 2%, y una capitalización de 78,4 millones de euros.

Fotos

Vídeos