Endesa accede a negociar la compra de carbón autóctono para sus térmicas

Plantea el diálogo con Unión Minera del Norte y UGT urge el acuerdo también para darle de nuevo actividad a Asturleonesa

S. BAQUEDANO GIJÓN.

Endesa está dispuesta a negociar en los próximos días la compra de carbón autóctono con las empresas mineras de Unión Minera del Norte (Uminsa) e Hijos de Baldomero García. El diálogo, que dio comienzo ayer, debería ampliarse a Asturleonesa -que cuenta con la mina de Cerredo, en el concejo asturiano de Degaña-, según FICA-UGT.

La patronal de las empresas productoras, Carbunión, daba la señal de alarma este domingo a través de una entrevista concedida a este periódico en la que advertía de que la compra de carbón autóctono por parte de las eléctricas es ya "una necesidad vital". De ello depende la supervivencia de las minas de territorios, como Asturias y León. En esa misma línea, ayer, la Federación de Minería de UGT-FICA (en la que se integra el SOMA), a través de su secretario sectorial, Víctor Fernández, instaba a «la recuperación urgente y a través del acuerdo, de las ventas de carbón nacional a todas las empresas que no suministran en la actualidad». Confiaba en que las compañías productoras pudieran estar ya vendiendo en octubre para evitar más ERES y ERTES de los trabajadores.

A través de un escrito, Fernández recordaba que el que «el primer paso» en la actuación sobre el futuro del sector de la minería del carbón autóctono en nuestro país pasa por que las empresas vendan el mineral necesario a las compañías eléctricas para el mantenimiento de su actividad y los correspondientes puestos de trabajo. Pero además, considera necesario que inmediatamente después se abra, por parte del Gobierno de la Nación, «un cauce de diálogo» para poner en marcha medidas que permitan el mantenimiento del carbón autóctono y asegure su uso en las centrales térmicas.

El responsable de Minería de FICA-UGT aboga por, entre otras medidas, acordar un mecanismo que permita la mejora medioambiental y la desnitrificación de las emisiones en instalaciones de producción de electricidad con carbón autóctono, como el céntimo verde o similar, así como fomentar el desarrollo de proyectos empresariales generadores de empleo.

El sindicato insta a negociar un breve nuevo acuerdo marco con la referencia de los anteriores cuya vigencia sea superior al año 2023, a la vez que emplaza al Gobierno a dirigirse a los responsables de la UE «para solucionar todo tipo de trabas que pudieran existir por parte de las autoridades europeas, incluidas las de la decisión de cierres de 2010».

«Queda mucho trabajo por realizar», afirma Fernández, «pero estoy seguro de que, con voluntad política por todas las partes, el sector puede salir adelante, ya que en caso contrario se verá abocado, junto con sus trabajadores y las comarcas mineras, al paro y a la desolación, responsabilidad que recaerá en quienes se nieguen a llegar a acuerdos que permitan un futuro estable para el sector, sus trabajadores y las comarcas mineras».

Fotos

Vídeos