Fallece en Gijón Alfredo Fombella Rozada, presidente de Cerámica del Nalón

Alfredro Fombella falleció ayer a los 66 años. / E. C.
Alfredro Fombella falleció ayer a los 66 años. / E. C.

En la década de los setenta impulsó la internacionalización de la compañía, referente en la fabricación de productos refractarios

ÁLEX FUENTE GIJÓN.

Alfredo Fombella Rozada, presidente del consejo de administración de la empresa Cerámica del Nalón, ubicada en Langreo, falleció ayer en Gijón a los 66 años tras una larga enfermedad. Hijo de Ángel Fombella, fue en la década de los setenta, en plena crisis siderúrgica que afectaba a gran parte del tejido industrial de la región, cuando Alfredo, junto a su hermano, José Ángel, impulsó la internacionalización de la empresa, siendo hoy uno de los referentes en la cerámica refractaria.

Alfredo Fombella accedió a la presidencia de Cerámica del Nalón en 2013, tras el fallecimiento de su hermano José Ángel. Ambos habían heredado una empresa familiar fundada en 1920 por Alfredo Fombella Prieto. Se trataba de una fábrica de cerámica de tejas, como muchas de las que en esa época funcionaban en la región. Sin embargo, el espíritu emprendedor que siempre ha caracterizado a la familia Fombella hizo que el fundador de la empresa apostara por la diversificación. Y así fue como decidió comenzar a fabricar baldosas refractarias destinadas a las los hornos de panaderías.

Uno de los hijos del fundador, Ángel Fombella González -fue también uno de los fundadores del Colegio Nacional de Químicos de España y del Banco de Asturias- recoge el testigo de su padre al frente de la empresa y la reconvierte una fábrica integral de productos cerámicos refractarios. En esa época, Ángel propone a su hermano Alfredo Fombella para asumir asuma el cargo de gerente.

Si la construcción de un horno industrial en los años veinte fue uno de los principales hitos de la empresa, fue la década de los sesenta los del despegue tecnológico de Cerámica del Nalón. Es entonces cuando incorporó el primer horno-túnel de cocción continua, una anticipación de la empresa que supuso un adelanto al conjunto del sector en España.

Los años setenta llegaron con una fuerte crisis en la siderurgia. Y es en esa época cuando Alfredo Fombella Rozada y su hermano, José Ángel, empiezan a tomar el timón de la compañía. La recesión obligó a tomar decisiones arriesgadas. Entre ellas las de salir al exterior en busca de nuevos mercados. Y así fue. De la mano de ambos hermanos, Cerámica del Nalón inicia su internacionalización en diversos mercados en el exterior, lo que supuso a esta empresa ser pionera en la exportación de productos cerámicos en España.

Alfredo y José Ángel Fombella Rozada, presidente de la compañía hasta su fallecimiento en Barcelona en 2013, lograron consolidar a Cerámica del Nalón como uno de los referentes nacionales en la fabricación de refractarios, compitiendo directamente con las grandes multinacionales del sector.

Socios del SabadellHerrero

Además de su faceta industrial al frente de Cerámica del Nalón, la familia Fombella es también una de las socias asturianas del SabadellHerrero.

Alfredo Fombella Rozada estaba casado con Rosario Falcón Ruiz, y era padre de dos hijas, Rocío y Paloma. La capilla ardiente está instalada en la sala número seis del Tanatorio Gijón-Cabueñes y el funeral en su memoria tendrá lugar esta tarde, a las 18 horas, en la iglesia parroquial de San Julián de Somió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos