El Gobierno incentivará más al empresariado para equiparar con Europa su inversión en I+D+i

El Gobierno incentivará más al empresariado para equiparar con Europa su inversión en I+D+iGráfico

El Ministerio de Economía propone la creación de fondos de garantías para facilitar el acceso a los préstamos y elevar al 85% la financiación a proyectos

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

El Gobierno, a través del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, se ha propuesto revisar todas las ayudas a la I+D+i, especialmente las dirigidas a las empresas, para elevar la participación del sector privado; un plan de estabilización del empleo temporal en los organismos públicos a tres años y la supresión de la autorización previa de Hacienda en aquellos proyectos donde la naturaleza de las actividades lo justifique.

Los dos últimos puntos dependen de la aprobación de los Presupuestos Generales de 2018, aunque la oferta de empleo público podría aprobarse por real decreto. En cuanto a la participación de las empresas en I+D+i, Economía revisará todas las ayudas que gestiona el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), que en Asturias alcanzaron 22,8 millones de euros en el periodo 2014-2016 en el marco del programa comunitario Horizonte 2020.

Las medidas

Según explicó la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, al diario 'Cinco Días', el Gobierno considera que el instrumento más potente para impulsar la I+D privada será la creación de fondos de garantías para asegurar parte del riesgo de los créditos concedidos. El primero de ellos cubrirá los riesgos que asuma el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) en la denominada 'red Cervera', orientada a centros tecnológicos que impulsen la colaboración público-privada. Dicho programa está dotado con 80 millones y podría servir para reducir los avales que se exigen para optar a un crédito. Otra de las medidas que defiende Economía es elevar del 20% al 30% los fondos no reembolsables y conceder préstamos por un 85% del proyecto frente al 75% del pasado ejercicio. También utilizará parte de los créditos que no se ejecutan del presupuesto para adelantar el cobro de las ayudas a aquellas empresas beneficiarias de fondos comunitarios.

Además, el Gobierno pretende evitar la intervención previa de Hacienda sobre la actividad de los organismos públicos de investigación. Los presupuestos de 2018 fijan la posibilidad de pasar de la autorización previa a un «control financiero permanente» en aquellos en los que «la naturaleza de las actividades lo justifique». Economía considera que los programas ligados al Plan Nacional de I+D lo cumplen y no les hace falta la tutela de Hacienda.

Con todo ello, según fuentes del ministerio, la idea del Gobierno es que el peso inversor del sector privado en I+D+i aumente al ritmo de la media de la Unión Europea, que se sitúa en el 65%, mientras que en el conjunto de España es del 50%.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos