El Gobierno recela de la OPA sobre EdP: «Es la entrada de China en nuestro sistema eléctrico»

El Gobierno recela de la OPA sobre EdP: «Es la entrada de China en nuestro sistema eléctrico»
El ministro de Energía, Álvaro Nadal, ayer en Infiesto. / Mario Rojas

El ministro de Energía tilda de «muy delicada» la operación y advierte de que «miraremos una a una todas las implicaciones antes de dar las autorizaciones»

Daniel Fernández
DANIEL FERNÁNDEZGijón

El Gobierno luso le dio su bendición el pasado sábado y al presidente del Principado, Javier Fernández, como afirmó el pasado lunes en su visita a Asturfeito, no la ve como un problema. Sin embargo, el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital de España, Álvaro Nadal, frunce el ceño cuando se le pregunta por la oferta pública de adquisición (OPA) sobre el 100% de las acciones de EdP presentada por el consorcio público chino Three Gorges. Mide mucho sus palabras, pero de ellas se desprende que esta operación no es el de agrado del Gobierno y que será mirada con lupa: «Es muy complicada, debemos mirarla con mucho cuidado porque de lo que se está hablando no es de la entrada de una inversión privada, sino de la entrada del Estado chino en el sistema eléctrico español». Nadal efectuó estas declaraciones ayer en Infiesto, donde visitó el Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) de la capital piloñesa para presentar el programa Escuelas Conectadas.

Tras visitar el centro y en la posterior comparecencia antes los periodistas, el ministro fue cuestionado por la oferta sobre el 100% de las acciones de EdP que presentó el pasado viernes China Three Gorges, un consorcio formado por varias empresas estatales del gigante asiático. La oferta, rechazada por el consejo de la eléctrica portuguesa, alcanza los 11.900 millones de euros e incluye la filial EdP Renovables, que tiene su sede social en Oviedo, en el antiguo edificio de Hidroeléctrica del Cantábrico.

El Ejecutivo central mantiene contactos con la UE para «fijar una estrategia común»

El titular de la cartera de Energía no ocultó sus dudas, incluso cierta preocupación, por esta operación que supondría, si finalmente se lleva a cabo, la entrada de China en el mercado eléctrico europeo. Según Álvaro Nadal, «estamos mirando con todos los actores implicados esta operación, que es muy compleja. Debemos recabar toda la información antes de tomar una decisión», dijo, aludiendo a las autorizaciones que el Gobierno debería de dar ante esta operación. «Miraremos una a una todas las implicaciones antes de decir si damos las autorizaciones pertinentes, porque una OPA de estas características tiene una gran complejidad regulatoria», añadió.

Gran parte de esta operación se va a jugar en Bruselas, puesto que será la UE la que también tendrá que dar su visto bueno a la misma. Y en este sentido, el ministro recordó que «hay un interés por fijar una estrategia común, coordinada y definida, con una directiva europea que clarifique las reglas del juego» del mercado eléctrico continental y que fije «los elementos sensibles». Es por ello por lo que, avanzó el ministro, el Gobierno de España está hablando «con socios políticos» y la Comisión Europea porque la OPA sobre EdP «tiene una dimensión europea». Entre esos socios con los que mantiene contactos se encuentra el Ejecutivo luso, aunque el pasado sábado el primer ministro del país vecino, Antonio Costa, afirmó que su Gobierno no tiene «ninguna reservas que oponer» a la operación.

Álvaro Nadal reiteró que la oferta de China Three Gorges por el 100% de las acciones de EdP es una situación «no habitual porque no estamos hablando de un fondo de inversión, que es lo habitual en este tipo de operaciones, sino del Estado chino y esto tiene unas ramificaciones e implicaciones que deben ser estudiadas ampliamente». Por ello, añadió, «es muy importante tener las estrategias muy coordinadas y bien definidas con la Unión Europea».

El consorcio chino, formado por varias sociedades estatales del gigante asiático, ya es el accionista de referencia en EdP, al tener bajo su control el 23,27% de los títulos. Oppidum, la sociedad formada por el Grupo Masaveu y Liberbank, cuentan con una participación del 7,19%, la tercera más elevada del accionariado de la compañía portuguesa.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos