El grupo reitera que la compra de Ilva no afectará a Asturias

S. B. GIJÓN

Los sindicatos mantuvieron ayer en Bruselas una reunión del comité europeo con los máximos responsables de la dirección de las divisiones de planos, largos y distribución de ArcelorMittal, que reiteraron que la compra de Ilva no afectará a las inversiones ni a las plantas del resto de instalaciones europeas, entre ellas las asturianas.

Pero esa llamada a la calma no basta a las organizaciones sindicales, que exigen conocer los planes del grupo siderúrgico tras la compra de la compañía italiana. «Salimos con las mismas dudas con las que entramos a la reunión», lamentaba anoche el secretario general de la Sección Sindical Intercentros de CC OO en ArcelorMittal, José Manuel Castro, que defiende incluso acudir a la vía judicial para reclamar dicha información. No obstante, antes de tomar una decisión de ese calado tratarán de conseguirla a través de la mediación de IndustriAll.

A Castro le sorprende que el grupo siderúrgico se muestre convencido de que el dictamen que emita la Dirección General de la Competencia Europea sea favorable y no le obligue a desinvertir, es decir que tenga que deshacerse de alguna planta porque pudiera entrar en una situación de dominio en el mercado. En el caso de los productos planos, el porcentaje en Europa sería de un 40% con la incorporación de Ilva, y más allá del 25% las autoridades comunitarias suelen considerar que es un porcentaje de dominio.

Se estima que Competencia emita su dictamen entre septiembre y octubre.

Fotos

Vídeos