Los grupos municipales de Gijón exigirán al Ayuntamiento que medie en el conflicto

Piden a Moriyón que «no se ponga de perfil» e intervenga, con el fin de que el impacto sobre el empleo de la ciudad sea el menor posible

A. COLLADO / I. VILLAR GIJÓN.

Entre los grupos municipales de Gijón hay unanimidad a la hora de expresar la «preocupación» por una «mala noticia» que, esperan, tenga la menor repercusión posible sobre el empleo de la ciudad. El portavoz de Xixón sí Puede en el Consistorio, Mario Suárez del Fueyo, no pierde de vista que aún no se conoce «la pretensión» de la empresa al tomar esta medida ni a cuántos trabajadores afectará. Sí tiene claro que «Gijón no se puede permitir el lujo de perder cantidad de puestos de trabajo como los que parece que hay detrás de esta decisión» y que la revisión de costes «no debe recaer sobre los empleos», por lo que compromete su «apoyo a la plantilla y solidaridad con las vías que planteen». Uno de los pasos que dará al frente será, muy posiblemente, el respaldo a una declaración institucional que, confían, cuente con el apoyo de todos los grupos.

Del Fueyo se mostró ayer alineado con la petición del portavoz popular Pablo González, quien exigió a la alcaldesa que «no se ponga de lado, intervenga y se ofrezca ahora mismo a mediar entre ambas partes, con dos claros objetivos: el menor impacto sobre el empleo y el mantenimiento del centro de trabajo en Gijón». Para ello, dice, deberá hacer uso de «todas las herramientas» de las que dispone la Administración local -nombró, específicamente, la posibilidad de prestar ayudas fiscales-, para que los efectos de esta decisión sean menos perjudiciales para la localidad.

También Ciudadanos, apuntó su portavoz José Carlos Fernández Sarasola, instó a las instituciones públicas a «tomar todas las medidas necesarias para revertir esta situación y salvar la empresa», refiriéndose también al Gobierno regional.

El Grupo Municipal Socialista, añadió José María Pérez, «tiene una gran preocupación por la situación económica que vive Duro Felguera». Consciente de que no es la primera vez que la empresa atraviesa dificultades, insiste en que «la solución no se va a resolver con despidos». Desde el PSOE, informó, «confiamos en la capacidad de negociación de las partes para garantizar una solución que garantice el mantenimiento de la empresa y sus empleos. Por eso pedimos transparencia sobre lo que está sucediendo y compromiso con la continuidad de la actividad empresarial».

También Izquierda Unida, por boca del portavoz Aurelio Martín, lamentó la «mala noticia» y expresó su deseo de que «tenga el menor impacto posible».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos