Iberdrola conecta a la red el parque de Wikinger, en el que participó Windar

El parque eólico de Wikinger está ubicado en aguas alemanas del mar del Báltico. / E. C.
El parque eólico de Wikinger está ubicado en aguas alemanas del mar del Báltico. / E. C.

La compañía del Grupo Daniel Alonso construyó en Avilés 280 pilotes para esta instalación eólica situada en aguas alemanas del Báltico

E. C. GIJÓN.

Iberdrola ha conectado a la red eléctrica alemana su parque eólico marino de Wikinger, instalación construida durante los últimos 18 meses en aguas alemanas del mar Báltico y en cuya obra participó Windar, del Grupo Daniel Alonso. Los aerogeneradores, de 222 toneladas de peso, 75 metros de altura y un rotor de 135 metros de diámetro, se asientan sobre 280 pilotes construidos en el PEPA por la compañía asturiana. Son grandes cilindros de 2,6 metros de diámetro, 33 de largo y hasta 100 toneladas de peso sobre los que, una vez enterrados en el lecho marino, se encajan las cuatro patas -una por pilote- que soportan 70 cimentaciones (jackets), de 620 toneladas de peso cada una, fabricadas por las empresas danesa Bladt, en su astillero de Lindo (Dinamarca), y por la española Navantia, en los astilleros de Fene (Coruña).

Wikinger aporta 350 megavatios (MW) de capacidad al sistema, capaces de suministrar energía renovable a unos 350.000 hogares, cuyo consumo equivale a más del 20% de la demanda de energía del estado de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, donde está situado el parque. Con una inversión cercana a los 1.400 millones de euros, Wikinger evitará la emisión a la atmósfera de casi 600.000 toneladas de CO2 al año, señala la empresa en un comunicado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos