Los inversores interesados en Duro piden un cambio en la gestión y la salida de Del Valle

El presidente de Duro Felguera, Ángel Antonio del Valle, en la junta general de accionistas celebrada el pasado mes de junio.
El presidente de Duro Felguera, Ángel Antonio del Valle, en la junta general de accionistas celebrada el pasado mes de junio. / MARIO ROJAS

Zorita cuenta con la confianza y el apoyo del grupo financiero y de Acciona para dar «viabilidad y estabilidad» a la sociedad

SUSANA BAQUEDANO GIJÓN.

Los inversores que, a día de hoy, están interesados en entrar en Duro Felguera ponen como primer condicionante que haya un cambio en la gestión del grupo industrial, lo que implicaría el relevo de su presidente, Ángel del Valle. Según fuentes conocedoras del proceso, ninguna de las alternativas que baraja la asesoría Rothschild and Company, contratada por la compañía para el fichaje de su futuro socio estratégico, están dispuestas a poner «ni un solo euro» con la actual presidencia.

Entre los aspirantes a participar en Duro existen dos bloques claramente diferenciados: el financiero y el industrial. Las opciones industriales están encabezadas por Acciona, que tiene «un enorme interés» por el grupo asturiano y se ha embarcado en un serio proceso de 'due dilligence'.

Más noticias

Las conversaciones entre ambas firmas se vienen produciendo desde hace tres semanas. Al primer encuentro celebrado en Madrid acudieron responsables de las cúpulas de ambas empresas. Estuvieron presentes el director de Acciona Industrial, Ramón Jiménez Serrano; Juan Muro Lada, director general de Desarrollo Corporativo, y José Manuel Terceiro, director general del Área Económica, así como Ugo Lantero Machieraldo, del departamento de Acciona Corporación. Por parte de Duro Felguera acudió José Carlos Cuevas, director general de Asuntos Corporativos. Posteriormente, hubo una segunda reunión hace dos semanas entre los asesores jurídicos de ambas firmas, que por parte de Duro Felguera estuvo capitaneada por su director general de Asesoría Jurídica, Jesús Salmerón. Los contactos se intensificaron esta semana y el jueves hubo también visitas de responsables de Acciona a los talleres de Duro en Mieres y Gijón.

La primera oferta de KKR podría animar al resto de aspirantes y se agilizaría el proceso

La empresa que preside Entrecanales examina con lupa los números y cada proyecto de la ingeniería asturiana.

A las alternativas industriales podría sumarse Elecnor, aunque va muy retrasada respecto a Acciona y al fondo financiero que ya ha presentado la primera oferta indicativa por Duro. Todos ellos firmaron un acuerdo de confidencialidad, por lo que manejan el memorándum de inversión que resume las actividades y principales datos financieros de la sociedad. La propia empresa reconocía el pasado miércoles a la CNMV como hecho relevante que ha firmado «acuerdos de confidencialidad» con un número limitado de «potenciales inversores nacionales e internacionales» con los que ha compartido la citada memoria. Destacaba que dichos inversores siguen analizando la información que se les ha suministrado y que todavía no se han iniciado negociaciones sobre «términos concretos» de una eventual inversión.

Respecto al bloque de las opciones financieras, Rothschild ha consultado con al menos tres fondos de inversión y dos de ellos despuntan por su mayor interés. Uno de los grupos, la firma estadounidense KKR ha presentado una oferta indicativa por Duro que podría materializarse en el mes de agosto. Así, por tanto, esta última es la propuesta que, en la actualidad, lleva la delantera en el proceso. Aunque la premura no puntúe, sí podría animar al resto de los interesados a agilizar sus ofertas.

Al mismo tiempo que se desarrolla el proceso de búsqueda de un socio estratégico, Duro negocia con la banca acreedora. Ya tiene una propuesta «muy encauzada y avanzada» que deberá satisfacer a las entidades financieras para solventar una deuda de 244 millones de euros. La tregua o 'standstill' pactado con la banca concluye el próximo 30 de septiembre. La finalidad del grupo es llegar a una solución con Banco Santander, Santander de Leasing, Caixabank, Banco de Sabadell, Banco Popular, Bankia y BBVA.

Reestructuración

Al frente de este proceso de reestructuración se encuentra Miguel Zorita. El ex presidente en España de la auditoria Deloitte y dueño de la avilesina Daorje fue nombrado en mayo asesor del consejo de administración de Duro con ese cometido. Según fuentes conocedoras de la operación, quien también fuera consejero de Telefónica, tiene la confianza de los bancos -que se encuentran al margen de las decisiones que se adopten respecto al socio estratégico-, pero también la de los inversores, tanto del fondo financiero -que si entra en Duro quiere a Zorita como presidente- como de Acciona, que tampoco quiere a Del Valle en la presidencia de la ingeniería asturiana. Se desconoce aún si las intenciones de Acciona son lanzar una oferta por el 100% de Duro e imponer su propio gestor o si habrá un acuerdo favorable a ambas compañías.

Lo que sí se conoce, porque el propio Zorita lo ha reiterado públicamente en diversas ocasiones es que él busca «la viabilidad y estabilidad» de Duro Felguera. Tras analizar todas las opciones que se presenten, se quedará con aquella que garantice la independencia -manteniendo su presencia en la Bolsa- y la asturianía del grupo industrial.

Fotos

Vídeos