Pola dice que no le consta que el ERE en Duro fuera exigido por un inversor

Pola dice que no le consta que el ERE en Duro fuera exigido por un inversor
Un grupo de trabajadores y la diputada Lorena Gil, ante la Junta. / P. L.

El consejero de Industria asegura que el Gobierno trata de mediar en el proceso para mantener la actividad y el empleo en Asturias

E. C. OVIEDO.

Al Gobierno asturiano «no le consta» que ninguno de los posibles inversores interesados en acudir a la ampliación de capital anunciada por Duro Felguera dentro del proceso de refinanciación de su deuda exigiera como condición la presentación de un Expediente de Regulación de Empleo en la empresa. Según señaló en el pleno de la Junta General el consejero de Empleo, Industria y Turismo, Isaac Pola, el Gobierno lleva intentando en los últimos meses contribuir a la continuidad de la empresa con el principal interés de que, al margen de su vocación internacional, mantenga su actividad y el empleo en Asturias.

Pola señaló que el actual equipo directivo de la compañía ha garantizado al Ejecutivo que el ERE planteado para sus instalaciones en Gijón y Madrid forma parte del proceso de búsqueda de la viabilidad de Duro que pasa además por la ampliación de capital, la renegociación de la deuda y la reestructuración de activos. Tras admitir que los resultados demuestran que la gestión de la compañía «no ha sido especialmente brillante» en los últimos años, el consejero apuntó que el Gobierno asturiano, dentro de las limitaciones que tiene para intervenir en la situación de una empresa privada y cotizada, «entendería mal» que renunciara a sus recursos humanos, que han sido y deben ser «uno de sus pilares».

Pola hizo estas afirmaciones, recogidas por Efe, en su respuesta a una pregunta de la diputada de Podemos Lorena Gil -seguida desde la tribuna de invitados por un grupo de trabajadores de Duro Felguera- que emplazó al consejero a aclarar «quién dio la orden» de presentar el ERE y si el Gobierno apoya esta medida. Según Gil, dado que el Principado ha admitido que estaba intentando mediar en el proceso que se sigue en la compañía, el Gobierno regional debería explicar si conoce la existencia de algún posible inversor que haya planteado como condición para aportar fondos la presentación del expediente de regulación para que, de esa forma, los trabajadores afectados sepan quien es su interlocutor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos