Isaac Pola pide una solución para Duro Felguera que preserve el «empleo» y su «asturianidad»

Isaac Pola con Damián Manzano y Jenaro Martínez, en la sede de la consejería./A. A.
Isaac Pola con Damián Manzano y Jenaro Martínez, en la sede de la consejería. / A. A.

El consejero ha insistido en que Duro debe mantener su centro de operaciones en Asturias

EFEOviedo

El consejero de Empleo, Industria y Turismo, Isaac Pola, ha coincidido hoy con los sindicatos en que la solución para Duro Felguera, que está en proceso de búsqueda de un socio industrial, debe pasar por «el mantenimiento del empleo» y de la «asturianidad» del grupo industrial. Pola, que hoy se ha reunido con los secretarios generales de la Federación de Industria de CC OO, Damián Manzano, y de MCA-UGT, Jenaro Martínez, para analizar la situación de la compañía, aquejada por la falta de liquidez y financiación, ha remarcado también la necesidad de que Duro Felguera mantenga un «proyecto de futuro».

El consejero ha insistido en que DF, a la que se ha referido como «referente mundial» en las actividades de ingeniería y proyectos energéticos, debe mantener su centro de operaciones en Asturias. Duro Felguera inició hace semanas un proceso de búsqueda de inversores dirigido por el banco de inversión Rothschild.

La ingeniería ha firmado acuerdos de confidencialidad con un número limitado de potenciales inversores nacionales e internacionales, a los que ha hecho llegar un memorándum que resumen las actividades y los principales datos financieros de la empresa.

Durante la Junta General de Accionistas celebrada en Oviedo el pasado 22 de junio, el presidente de la compañía, Ángel del Valle, ya adelantó que esperaba avances en la negociación sobre el vencimiento de deuda, que asciende a 205 millones de euros. El objetivo de la negociación con la banca, según explicó entonces, es «acompasar» las necesidades de liquidez y el vencimiento de la deuda al plan de negocio.

Asimismo, la compañía abrió la posibilidad de dar entrada a un nuevo inversor dentro de su capital social que dé a la multinacional asturiana «solvencia, negocio y sostenibilidad».

Durante el pasado año, DF registró unas pérdidas netas de 18,2 millones de euros, lo que supone reducir en un 73,6 por ciento el quebranto de 68,9 millones contabilizado en el ejercicio anterior. En el primer trimestre de este año, el grupo perdió 327.000 euros, frente a la ganancia de 2,1 millones del mismo periodo del año pasado.

Fotos

Vídeos