El Principado rechaza la compra de activos de EdP por Iberdrola y Endesa

Javier Fernández rechaza la posible compra de activos de EdP por parte de Iberdrola y Endesa

El presidente asegura que le preocupan «mucho más esas propuestas que la OPA china porque serían un riesgo para las instalaciones asturianas»

ANDRÉS SUÁREZ y PALOMA LAMADRIDGijón

El interés generado en el sector eléctrico por la adquisición de activos de EdP llegó ayer al Parlamento asturiano a través de una pregunta sobre política energética formulada por el portavoz de IU, Gaspar Llamazares. El presidente del Principado mostró su rechazo a la posible compra de activos de la compañía portuguesa por parte de Iberdrola y Endesa. Es más, Javier Fernández puso de manifiesto que esas propuestas le preocupan «mucho más que la OPA (oferta pública de adquisición) porque supondrían un riesgo para las instalaciones de EdP en el Principado». Días atrás, el jefe del Ejecutivo asturiano ya había expresado que el movimiento de la empresa estatal China Three Gorges no le generaba inquietud, puesto que es el accionista mayoritario de la empresa, con el 23,27% de las acciones.

«Yo no voy a discutir ni con el Gobierno de España ni con la Unión Europea la conveniencia o no de que una empresa no comunitaria pueda tomar la mayoría de una compañía energética que hasta hace bien poco era portuguesa. Hay unas implicaciones que no me corresponde a mí analizar», señaló Fernández. No opina igual el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, quien sí expresó su preocupación por esta maniobra durante la visita a Asturias que realizó el pasado jueves, ya que se trata de una operación muy delicada, por lo que es preciso analizar cada detalle minuciosamente. «Es muy complicada, debemos mirarla con mucho cuidado porque de lo que se está hablando no es de la entrada de una inversión privada, sino de la entrada del Estado chino en el sistema eléctrico español», subrayó.

El interés de las grandes eléctricas que dominan el mercado español provoca desasosiego, sobre todo, por el más que posible troceo que sufriría EdP en caso de que la compra de títulos llegara a efectuarse. La joya de la corona, en este sentido, es EdP Renovables, la filial que tiene sede en Asturias. Una línea de negocio que puede atraer tanto a los chinos como a otras eléctricas europeos. No en vano, en los últimos tiempos se han sucedido los rumores de ofertas de adquisición por parte de diferentes empresas. El último apuntaba a Engie, que es propiedad del Gobierno francés en un 24%. Así, no sería extraño que se presentasen contraopas para intentar bloquear la propuesta de China Three Gorges.

11.900 millones de euros

Al consejo de administración de EdP no le convenció la oferta lanzada por su accionista mayoritario. En su primer comunicado enviado el martes a la Comisión de Mercado de Valores (CMVM), señaló que el precio ofrecido «no refleja adecuadamente el valor» de la eléctrica lusa y que «la prima implícita en la oferta es baja, considerando la práctica seguida en el mercado europeo de las 'utilities' en las situaciones donde existió la adquisición de control por el oferente».

China Three Gorges lanzó una OPA sobre el capital de EdP en la que ofrecía una contrapartida de 3,26 euros por cada acción, lo que representa una prima del 4,82% en comparación con el mercado y evaluaba a la empresa en unos 11.900 millones de euros. El segundo mayor accionista de EdP es el fondo estadounidense Capital Group (12%), seguido de la sociedad Oppidum Capital (7,19%) -formada por Liberbank y Masaveu- y la también estadounidense BlackRock (5%). La composición accionarial incluye también a Mubadala Investment (4,06%), BCP (2,44%), Sonatrach (2,38%), Qatar Investment Authority (2,27%) y Norges Bank (2,75%).

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos