Michael O'Leary, presidente de Ryanair: «No estamos cortos de pilotos. Hemos fallado en la distribución de las vacaciones»

Michael O'Leary.-/AFP
Michael O'Leary.- / AFP

Podría afrontar 20 millones en indemnizaciones y 5 millones por el pago de tasas

EUROPA PRESS

Ryanair ha asegurado este lunes que las cancelaciones de vuelos durante las próximas seis semanas no se deben a la escasez de pilotos sino a un "grave error" en la distribución de las vacaciones de sus tripulaciones en septiembre y octubre, lo que le obliga a cancelar 2.000 vuelos. "No estamos cortos de pilotos. En lo que hemos fallado ha sido en la distribución de las vacaciones, después de superar el pico del verano (junio, julio y agosto)", ha explicado en una rueda de prensa el consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary.

El directivo, que ha reiterado de nuevo las disculpas de la aerolínea por las cancelaciones masivas en estas próximas seis semanas, ha asumido su responsabilidad por la decisión. "¿He dañado la reputación de Ryanair con estas cancelaciones?. Sí, pero prefería dañar la reputación de Ryanair al cancelar el 2% de nuestros vuelos que retrasar significativamente el 40% de nuestros vuelos", dijo O'Leary.

Además, el directivo ha reconocido que deberá pagar compensaciones económicas valoradas en unos 20 millones de euros, según cifró hoy la Comisión Reguladora de Aviación irlandesa (CAR), a los que deberán sumarse otros 5 millones en tasas perdidas.

O'Leary ha explicado que la compañía irlandesa "no cuenta suficiente personal en reserva", teniendo en cuenta las tripulaciones en vacaciones, para hacer frente trastornos sufridos, como los provocados por los controladores o por la climatología. "Es un desastre, pero en el contexto de una operación en la que ofrecemos más de 2.500 vuelos cada día, es razonablemente pequeño, aunque eso no disminuye los inconvenientes que hemos causado a las personas", ha apuntado O'Leary.

Más información

Ryanair suspenderá unos 50 vuelos diarios durante las próximas seis semanas para corregir la puntualidad de la aerolínea, que ha caído al 70%, lo que supondrá recortar un 2% su oferta, del total de 2.500 vuelos diarios que opera la 'low cost' irlandesa.

Los aeropuertos donde eliminará una línea aérea son: Barcelona (una de 12 líneas de vuelos); Bruselas-Charleroi (una de 13 líneas); Dublín (una de 23 líneas); Lisboa (una de 4 líneas); Londres-Stansted (dos de 41 líneas); Madrid (una de 13 líneas); Milán-Bergamo (una de 14 líneas); Oporto (una de 8 líneas) y Roma-Fiumicino (una de tres líneas).

Según el directivo, "el 98% de sus clientes no se verán afectados", pues las cancelaciones se han asignado en los aeropuertos donde mayor frecuencia de vuelos opera Ryanair y donde la compañía puede ofrecer mayores alternativas de viaje.

Ryanair ha habilitado en su web información sobre los vuelos cancelados y los pasos que se pueden seguir en caso de solicitar el reembolso del billete o de querer una reubicación en otro vuelo. Asimismo, ofrecerá alternativas de viaje desde otros aeropuertos a los afectados.

Temas

Ryanair

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos