El Principado valora la inversión «como la mejor prueba de compromiso»

Los sindicatos consideran que su aprobación definitiva «despejará las dudas» en la región tras la compra de Ilva

C. GARCÍA / S. BAQUEDANO OVIEDO / GIJÓN.

El Gobierno del Principado aplaudía ayer la inversión de ArcelorMittal para la acería de Avilés. «Es la mejor prueba de su compromiso con las plantas asturianas», manifestó el portavoz del Gobierno asturiano, Guillermo Martínez, tras la reunión del Consejo de Gobierno. «Es una buena noticia más para la industria asturiana», dijo, para referirse también a la multinacional Bayer, que la semana pasada anunció una inversión de cuatro millones de euros en su factoría de Lada (Langreo).

Martínez agregó que la modernización en la LD III es «la continuación de otras inversiones, como la reforma de la acería y la remodelación de los hornos altos de Gijón que suman cantidades muy importantes y suponen notable esfuerzo para consolidar las factorías de Avilés y Gijón». «Es una buena noticia para Asturias, para las comarcas siderúrgicas, para los trabajadores, para la mejora de las instalaciones y para el desarrollo industrial, y queremos dejar constancia de nuestro reconocimiento» concluyó.

«Se confirma que lo estamos haciendo bien en Asturias porque, de lo contrario, no apostarían por esta región». Segis Lorenzana, portavoz de USO en ArcelorMittal, daba ayer de esta forma «la bienvenida» a la nueva inversión que programa el grupo siderúrgico en la acería de Avilés. Pendientes de que el comité de inversiones de la multinacional dé luz verde a este proyecto, los sindicados asturianos consideraban que serviría para «despejar las dudas» en un momento en el que los trabajadores aguardan a las consecuencias que pudiera tener para el grupo la compra de la italiana Ilva.

Alberto Villalta, secretario de la sección sindical de UGT en ArcelorMittal en Gijón, no quiere dar por sentada la inversión en la acería hasta su confirmación. Sus recelos están fundamentados en «otras ocasiones que se hablaba de inversiones que luego desaparecieron». Advierte, además, de que la compra de Ilva «puede condicionar o paralizar las inversiones futuras en Europa». Manuel Pulgar, de la CSI, expresó su deseo de que esta segunda reforma se lleve a cabo. «Es esperanzador que se siga invirtiendo en Asturias teniendo en cuenta las incertidumbres con Ilva».

Fotos

Vídeos