Duro Felguera destituye a su director jurídico y lo reemplaza por Secundino Felgueroso

Duro Felguera destituye a su director jurídico y lo reemplaza por Secundino Felgueroso

El secretario del consejo asume la responsabilidad del área que afronta la negociación de los impagos de los proyectos en varios países

S. B. GIJÓN.

Duro Felguera ha destituido al director general de Asesoría Jurídica, Jesús Salmerón, que ayer mismo recibía un burofax con la notificación de su cese. Secundino Felgueroso, secretario del consejo de administración, se ocupará del área de servicios jurídicos, bajo cuya responsabilidad quedará ahora la negociación de los contratos impagados en países como Argentina, India, Brasil y muy especialmente Venezuela o Australia, que han supuesto un elevado coste para la empresa. La decisión del actual equipo directivo del grupo asturiano se adopta en la misma semana en la que se ha dado a conocer la contratación del equipo del bufete de Ontier para analizar la estructura de la plantilla de Asturias y de Madrid.

Ya en el pasado mes de julio y en una de las reuniones del consejo de administración de Duro Felguera se pusieron sobre la mesa los casos de los proyectos aún no cobrados por la ingeniería en el extranjero y los costes que ello suponía, una actuación cuya responsabilidad correspondía a Salmerón, que era el director general de la Asesoría Jurídica desde el año 2011. Antes lo había sido del mismo departamento de la compañía Isolux Corsán.

Salmerón era un hombre de la confianza del anterior presidente de Duro Felguera, Ángel del Valle, bajo cuyo mandato se contrató a abogados internacionales ante los impagos pendientes de varios proyectos por valor de 492 millones de euros.

En la última junta general de accionistas, celebrada en junio, el entonces presidente del consejo de administración de Duro Felguera admitía que el ejercicio económico de 2016 había sido «malo» para la entidad, con un resultado neto consolidado de unas pérdidas de 18 millones de euros, pero a la vez presentó 2017 como el inicio del despegue de la ingeniería asturiana.

Para ello, Ángel del Valle presentó los datos de contratación del primer semestre del año, tanto por cifra de negocio como por mercados en los que la compañía ha entrado (mencionó Canadá, Europa del Este y regiones de Oriente medio), como los avales de una recuperación que esperaba fuera completa en 2018, si conseguía cobrar los 492 millones de euros que tiene pendientes por los proyectos impagados de Argentina, Australia, varios en la India y Venezuela, donde hay litigios y arbitrajes pendientes de solución que la entonces dirección de la compañía consideraba como solventables.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos