«Ya no tiene sentido tener coche dentro de las grandes ciudades»

«Ya no tiene sentido tener coche dentro de las grandes ciudades»
JORGE PETEIRO

El responsable de Blablacar en España y Portugal, Jaime Rodríguez, participa en un acto organizado por el Club de Calidad, AJE y el Cluster TIC en Gijón

SUSANA BAQUEDANOGijón

Jaime Rodríguez de Santiago-Concha (Madrid, 1984) lleva cinco años trabajando para la empresa Blablacar, de la que es su 'country manager' –un cargo equivalente a gerente- en España y Portugal desde 2015. Ingeniero Superior de Telecomunicación por la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), se ocupa, entre otras funciones, de la consolidación de esta plataforma de referencia en transporte colaborativo en Europa. Un servicio con el que particulares se ponen en contacto entre sí para compartir gastos y hacer de los viajes por carretera «una experiencia» que cuenta ya con más de 60 millones de usuarios en 22 países.

Sobre esta pionera empresas que nació en Francia en 2006 habla esta tarde Rodríguez de Santiago-Concha en la Caja Escénica del Teatro de la Laboral, en el marco de 'El reto millenial' que organizan el Club de Calidad, AJE Asturias y Clúster TIC.

Además del responsable de Blablacar, también participa en el acto Elsa Rodríguez, quien, con tan solo 16 años y junto con sus socios David y Alex, ha creado una red para compartir energía para la recarga de vehículos eléctricos y conectar a proveedores y a usuarios a través de una aplicación. Desde Sharge, impulsaron esta iniciativa que también ofrece una alternativa a las costosas inversiones necesarias para desplegar una red suficiente de puntos de recarga, todavía escasa y, en parte, freno de la extensión de los vehículos eléctricos. «Soñamos que cualquiera pueda cargar su auto en cualquier lugar», afirman sobre esta idea, premiada en el Audi Creativity Challenge. Estos jóvenes han estado dos meses como residentes del Imagine Institute de Silicon Valley y ya colaboran con Endesa.

Para el responsable de Blablacar en España y Portugal, tras el enorme crecimiento experimentado por esta empresa en los últimos años, llega el momento de la consolidación. A su juicio, «ya no tiene sentido tener coche dentro de las grandes ciudades», entre otras cosas por la polución que supone y por los cambios que van a experimentar las urbes.

Preguntado por el perfil de los usuarios de Blablacar, Rodríguez de Santiago-Concha asegura que si bien al inicio respondía al de jóvenes de 24 años, la curva ya se ha ampliado una franja de edad por encima de los 35 años. Es más, la empresa está constatando que cada vez son más los padres, ya sin hijos en casa y con tiempo para viajar, los que recurren a este servicio que vieron que funcionaba «muy bien» con sus vástagos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos