La sequía estanca las ganancias de las grandes eléctricas

Borja Prado, presidente de Endesa./Lavandeira Jr (Efe)
Borja Prado, presidente de Endesa. / Lavandeira Jr (Efe)

Sus ingresos suben un 5,4% y superan los 55.000 millones, pero el beneficio solo mejora cuatro décimas y baja de los 4.300 millones debido a una energía más cara

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

La sequía es ya el principal quebradero de cabeza de muchos sectores económicos, también el energético, porque le está costando más producir y su margen de beneficio se está acortando por ello. La larga duración de esa falta de lluvias, unida a la escasez de fuertes vientos en buena parte del año, ha estancado prácticamente las ganancias de las grandes eléctricas entre enero y septiembre.

Subieron en cualquier caso, pero apenas lo hicieron cuatro décimas, lo que dejó su beneficio conjunto en 4.294 millones de euros. Y esa mejora se debió en exclusiva a la buena marcha del negocio internacional de Iberdrola, sobre todo con el avance de su división de renovables en EE UU (que aporta ya un 36% de sus ingresos en este capítulo), Reino Unido (con un alza del 35% en sus ingresos eólicos), Brasil y México. Ello le concedió el músculo suficiente para elevar sus inversiones un 31,5% hasta los 3.9997 millones (en contraste con una caída del 14% en Endesa, con 632 millones), el 91% en proyectos a largo plazo.

Por compañías, el buen desempeño exterior de Iberdrola le permitió incrementar un 18,4% su ganancia para superar los 2.416 millones. Por el contrario, sin esa ‘muleta’ internacional el beneficio de sus competidoras nacionales se redujo de forma ostensible: un 17% en el caso de Endesa con un resultado de 1.085 millones y otro 14,7% Gas Natural Fenosa para no pasar de los 793 millones.

En buena parte gracias a la marcha positiva de las filiales internaciones del grupo que preside Ignacio Galán, la facturación global de las grandes firmas del sector creció un 5,4% hasta alcanzar los 55.048 millones. De ellos, Iberdrola aportó casi la mitad con 22.285 millones, un 3,5% más, aunque sus dos rivales mejoraron más que ella sus ventas en términos relativos: un 8,2% en el caso de Gas Natural Fenosa hasta los 17.940 millones, y otro 5,1% en Endesa con 14.824 millones.

Cumplirán los objetivos

Con todo, el beneficio bruto conjunto de las tres eléctricas cayó un 8,6% hasta septiembre para quedar en 11.128 millones. Aún así, las tres vienen a coincidir en un mensaje similar en sus comunicados remitidos este martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV): “el escenario de mercado para el último trimestre, así como el impacto positivo de las acciones puestas en marcha, nos permiten asegurar que estamos en condiciones de cumplir los objetivos anunciados al mercado para 2017". Y es que ninguna está dispuesto a revisar la baja su política prevista de dividendos pese a la mala coyuntura en parte de la producción nacional; de hecho, Iberdrola ha subido un 3,7% la entrega a cuenta de 2017 que hará en enero.

Coinciden las grandes operadoras del sector energético en que el mercado liberalizado está estabilizado pese a la «extraordinariamente baja producción hidroeléctrica y eólica» que, por ejemplo, en el caso de Gas Natural Fenosa su producción de energía a través de presas se desplomó un 72% en los nueve primeros del año. Ello ha obligado a elevar la generación de energía a través de fuentes térmicas –más cara– para satisfacer la demanda, lo que se ha traducido en un fuerte incremento de los costes del consumo de combustible, un 46,5% mayores. Además, el fuerte aumento de los precios en el mercado mayorista (47,9%) ha empujado al alza la factura de la adquisición de energía (un 26,5% más elevada desde enero) para la venta posterior a consumidores finales.

Fotos

Vídeos