Los sindicatos piden la mediación de los partidos

E. C. GIJÓN.

Los trabajadores de Duro Felguera organizaron ayer una manifestación a las puertas de la Junta General del Principado para reclamar a la ingeniería un plan industrial para la compañía que arrastra una deuda de 244 millones con la banca acreedora y que, según los sindicatos, está teniendo problemas de cobro con alguno de sus proyectos.

Los representantes sindicales celebraron una reunión con los representantes de todos los grupos políticos presentes en la Junta y reclamaron a los políticos que intermedien con la compañía para asegurar el futuro de la centenaria ingeniería.

Desde Comisiones Obreras, el secretario de la Federación de Industria, Damián Manzano, denunció que, tras el despido de los trabajadores de su filial Tedesa, son ahora los trabajadores de algunas subcontratas los que acumulan retrasos en el cobro de sus salarios mientras la dirección de Duro Felguera rechaza facilitar cualquier información sobre la situación en la que se encuentra.

Desde la federación de industria de UGT, su secretario de política sindical, Javier Campa, aseguró que no habrá salida mientras no se resuelva el problema de la financiación de Duro Felguera y pidió a los grupos parlamentarios que se muestren serios y pidan responsabilidades a la dirección del grupo asturiano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos