Los sindicatos reclaman la presencia de Mittal en el pleno del comité europeo

Mañana abordarán el retroceso del empleo en la última década, de 313.000 a 210.000 trabajadores en todo el grupo, que registró 467 accidentes mortales desde 2006

A. COLLADO GIJÓN.

Hoy los sindicatos de Arcelor se reunirán para ultimar los detalles de su postura conjunta, de cara a la sesión plenaria del comité europeo de la multinacional que, coincidiendo con el décimo aniversario del organismo, se celebrará a lo largo de las jornadas de mañana y pasado. Hay algo que tienen muy claro: quieren que Lakshmi Mittal asista al pleno, punto que aún no ha confirmado, y dé la cara ante los representantes de los trabajadores, que aprovecharán la ocasión para, además de analizar la información de actualidad que la compañía les dé -como, por ejemplo, la situación de Ilva-, hacer un repaso de la evolución de la empresa durante estos años. Se referirán, por ejemplo, al retroceso en materia de empleo, tras pasar de 313.000 a 210.000 empleados en la última década. Y, a colación de esto, tratarán la precarización del trabajo, «las reestructuraciones, la escasez de inversiones y el recurso masivo a la subcontratación».

También pondrán sobre la mesa sus preocupaciones sobre seguridad y salud laboral. Desde la creación del grupo ArcelorMittal, en 2006, han fallecido 467 personas en accidente de trabajo. Una cifra, lamenta el representante de CC OO en el comité europeo, José Manuel Castro, es más «propia de una guerra que de una empresa que aspira a ser referente en materia de Seguridad». Aunque el número de siniestros se ha reducido notablemente en este tiempo, aún es «inasumible», ya que en los últimos ejercicios se ha estancado entre 16 y 18 muertos al año.

Por otra parte, los sindicatos protestarán por el «empeoramiento» progresivo de la información que reciben por parte de la dirección de la empresa.

Tampoco están satisfechos con las habituales ausencias del presidente y consejero delegado de la compañía, Lakshmi Mittal, ni de su CEO en Europa, Aditya Mittal, en las sesiones plenarias del comité. El máximo representante de la compañía, lamenta Castro, «no cree en el diálogo social y lo demuestra con un absoluto desprecio a los representantes legítimos de los trabajadores, limitándose a cumplir el mínimo exigido por la legislación europea». Su cargo como presidente del comité europeo, insiste, «conlleva una gran responsabilidad, no es un cargo decorativo, y se debería ejercer como tal».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos