Ascensores gijoneses para el mirador más alto de Alemania

La torre de pruebas de Thyssenkrupp en Rottweil, de 232 metros, domina el panorama. / THYSSENKRUPP

Los elevadores desarrollados en Asturias con motores de levitación magnética pueden operar en vertical y horizontal

E. C. GIJÓN.

Thyssenkrupp Elevator acaba de inaugurar el mirador de su torre de pruebas de Rottweil (Alemania), el más alto del país con sus 232 metros de altura. Entre las tecnologías más revolucionarias que se prueban en Rottweil se encuentra la última generación de ascensores que se desarrollan en el centro de diseño que Thyssenkrupp tiene en Gijón, los Multi. El sistema diseñado en el Principado está instalado en tres de los doce huecos de ascensor de la torre.

Esta tecnología utiliza motores de levitación magnética similares a los del Transrapid, que le permiten ser el primer ascensor sin cables del mundo y operar varias cabinas en un mismo eje. Esto no sólo aumenta la capacidad de transporte en hasta un 50% frente a los ascensores tradicionales, sino que también reduce el espacio necesario para el ascensor en el edificio. Además, estos ascensores pueden operar tanto en vertical como horizontalmente y sin ningún tipo de limitación de altura. El consejero delegado de Thyssenkrupp Elevator, Andreas Schierenbeck, afirmó que la torre «nos ayuda a revolucionar la industria global del ascensor».

Fotos

Vídeos