Los trabajadores de Duro intensificarán sus protestas si la dirección les ignora

Una de las recientes concentraciones de la plantilla de Duro. / A. FLÓREZ
Una de las recientes concentraciones de la plantilla de Duro. / A. FLÓREZ

Exigen conocer la marcha de las negociaciones para la reestructuración de la deuda de la compañía y las implicaciones para el futuro de sus empleos

O. V. GIJÓN.

«Todo lo que rodea a la negociación de la reestructuración de la deuda de la empresaestá en un silencio muy peligroso, y no podemos seguir así». Así se expresaba ayer una portavoz de la plantilla asturiana de Duro Felguera, que lleva concentrándose a las puertas de la sede principal de la compañía en el Parque Tecnológico de Gijón todos los miércoles de este verano y que, ante la «absoluta falta de comunicación por parte de la dirección de la empresa», han decidido «subir el tono de las protestas, preparando una manifestación para el proximo mes de septiembre».

Los trabajadores del grupo Duro Felguera en Asturias han reclamado durante todo el verano conocer los avances de la negociación de la reestructuración de la deuda de 244 millones de euros que la compañía mantiene con el pull bancario y que está sujeta a un 'standstill' (un acuerdo de paralización, por el que la compañía se compromete a no declararse en suspensión de pagos y las entidades financieras, a no ejecutar las garantías que tienen sobre la deuda de la empresa, al menos, hasta el próximo 30 de septiembre). Mientras tanto, la compañía afirma estar buscando un socio industrial y de capital entre varias opciones que tiene, pero la plantilla asegura que ninguna de las gestiones ha trascendido a los trabajadores, lo que les mantiene en un estado de ansiedad por el futuro de sus empleos, incrementado tras el cierre de la filial de Duro Tedesa. «El 30 de septiembre está ahí, y de esa fecha límite depende el futuro de la empresa y de nuestros empleos», anotó la portavoz de la plantilla.

Fotos

Vídeos