Unipost suspende pagos con deudas de 50 millones

Con una plantilla propia de unos 2.500 trabajadores y 2.000 colaboradores ya ha afrontado varios ERE

EFEBarcelona

El operador postal Unipost ha presentado concurso voluntario de acreedores en un juzgado de Barcelona con una deuda cercana a los 50 millones de euros y la voluntad de continuar con su actividad.

La compañía, propiedad de una rama de la familia Raventós, tiene su sede central en Barcelona y es el principal competidor de Correos en España, con una plantilla propia de unos 2.500 trabajadores, así como una red de 140 franquicias que emplean a cerca de 2.000 colaboradores.

Unipost, fundada en 2001 por la integración de la catalana Suresa, la valenciana Flecha y la aragonesa Urbandisa, ha presentado diversos expedientes de regulación en los últimos años para ajustar su plantilla y a principios de 2016 logró un acuerdo con la banca para refinanciar su deuda. Ello no ha sido suficiente para solventar los problemas de tesorería de la compañía, que ahora ha suspendido pagos con unas deudas cercanas a los 50 millones, que se reparten casi a partes iguales entre la banca y los proveedores, según ha avanzado hoy La Vanguardia.

En un comunicado, Unipost ha asegurado que ha tomado esta decisión para hacer frente a las tensiones de tesorería, garantizar su viabilidad y proteger los derechos de todos los trabajadores, franquiciados, proveedores, clientes y destinatarios. "Las actuales circunstancias del mercado y una particular aplicación de la regulación del sector postal en España han provocado un considerable desequilibrio en favor del operador postal público", ha señalado la compañía, que ha remarcado que las dificultades financieras que atraviesa sólo pueden ser solventadas con los beneficios de la declaración de concurso.

El titular del juzgado mercantil número 7 de Barcelona, Raúl García, se encargará de este concurso.

Fotos

Vídeos