España precisará 1,9 millones de profesionales cualificados en 2020

La única vía para reducir este déficit dependerá de las políticas en materia de educación y formación profesional, según los expertos

S. B. GIJÓN.

El problema de la falta de mano de obra cualificada es general en España y en Europa. Aproximadamente el 42% de los residentes españoles de entre 30 y 35 años tiene estudios superiores. Esta tasa está por encima de la media europea, que ronda el 38%; e incluso supera el objetivo promedio puesto por la Comisión Europea para los países comunitarios en 2020 (40%). Sin embargo, esto no es garantía de una oferta adecuada de profesionales para el mercado laboral.

Según un estudio mundial elaborado por la división Randstad Professionals -encargada de la selección de perfiles directivos y técnicos-, el mercado de trabajo de la mayoría de los países desarrollados tendrá un creciente déficit de talento. Así define esta multinacional de selección de personal al «déficit de profesionales con determinadas habilidades y perfiles muy especializados que las empresas van a demandar, pero que no van a poder cubrir completamente ante la falta de trabajadores que cumplan estos requisitos».

Las conclusiones de este estudio, que publicó 'Cinco Días', indican que España, Italia y Polonia son los países europeos con mayor tendencia a un elevado déficit de talento con el horizonte puesto en los años 2020 y 2030.

En concreto, en el caso español, los técnicos que han elaborado este estudio han cuantificado que en 2020, dentro de dos años, en el mercado laboral español faltarán 1,9 millones de profesionales altamente cualificados, que las empresas necesitarán y no encontrarán.

Esta falta de trabajadores coincidirá, sin embargo, «con elevadas tasas de desempleo en otros perfiles de menor formación académica o con especializaciones con menos salidas profesionales», apuntan los expertos de Randstad Professionals.

Por este motivo, los expertos indican que la única vía para reducir este déficit de talento previsto para los próximos años dependerá enteramente de las políticas que se lleven a cabo en materia de educación y formación profesional.

Este desajuste entre la oferta de profesionales y la demanda de las empresas se dará sobre todo en los perfiles denominados STEM, que es el acrónimo en inglés de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. En concreto, según el European Centre for the Development of Vocational Training, la demanda de este tipo de técnicos altamente cualificados se incrementará un 14% en Europa en los próximos cinco años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos