A la espera de los movimientos del Banco Europeo

¿Está llegando a su fin la política que ha seguido el Banco Central Europea de tipos de interés en mínimos históricos? De momento, el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) despidió el año con una revisión de sus previsiones de inflación y crecimiento para 2018 y 2019, una primera estimación sobre el ejercicio 2010 y ninguna novedad en política monetaria.

La Reserva Federal estadounidense ya se ha anticipado: a mediados de diciembre elevó los tipos de interés un cuarto de punto porcentual. Sin embargo, el regulador europeo sigue apostando por tasas rectoras a nivel cero.

Algunos analistas prevén que el BCE no moverá ficha hasta el tercer trimestre de 2018, siempre en función de cómo vaya evolucionando la economía y puede que coincidiendo con el fin del controvertido programa de compra de bonos.

Por su parte, la agencia de calificación Fitch considera que la buena marcha de la economía europea contribuirá a que el Banco Central Europeo no extienda su programa de compra de activos y acometa sus primeras subidas de tipos en 2019, cuando la tasa rectora del euro llegará a alcanzar el 0,5%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos