UGT, CC OO y Fade abogan por «reformar» el Consejo Económico Social en vez de «guillotinarlo»

Alberto González, Javier Fernández Lanero y José Manuel Zapico, durante la rueda de prensa./Hugo Álvarez
Alberto González, Javier Fernández Lanero y José Manuel Zapico, durante la rueda de prensa. / Hugo Álvarez

Las tres organizaciones defienden del CES como «herramienta de calidad democrática» y rechazan la iniciativa del PP de suprimirlo

EFE

Los secretarios generales de UGT y CC OO de Asturias, Javier Fernández Lanero y José Manuel Zapico, han presentado junto al director general de la Fade, Alberto González, una propuesta "abierta" encaminada a evitar la "supresión" del Consejo Económico Social (CES) que se votará mañana en Junta. En el documento, instan a los grupos políticos a "reformar" y a buscar consenso en lugar de "guillotinarlo".

La propuesta, elaborada conjuntamente por las tres organizaciones y que ya está en poder de los diferentes grupos políticos, pretende evitar que en el pleno parlamentario de mañana se suprima una herramienta de "calidad democrática" como el CES, a través de una proposición de ley que ha promovido el PP y que cuenta con el apoyo de Podemos, Foro y Ciudadanos.

UGT, CC OO y Fade han reconocido la necesidad de hacer "cambios" y "actualizar" el que es el CES más antiguo de España, razón por la que proponen hacer un presupuesto conjunto tras redefinir sus "competencias", al mismo tiempo que abogan por vincular el organismo a la Junta General.

En esa línea, ya que la del excesivo gasto es una de las premisas que dan lugar a la proposición de ley promovida por el PP, los tres órganos representativos defienden el cambio de una presidencia "profesional" a otra "institucional" no remunerada y que se sustente en el equipo técnico de trabajo.

Zapico, que considera la supresión del CES un "ataque a la calidad democrática" de la región, ha hecho un llamamiento para que las mayorías políticas se centren en "construir" y no en cerrar una herramienta de participación política "sin debate", a sabiendas de que el órgano del 88 no da respuesta a los problemas actuales.

Fernández Lanero, por su parte, considera "incomprensible" que la Junta vaya a "cerrar" un organismo consultivo para volver a abrir otro que tendrá funciones similares en un futuro, y aboga por hacer partícipes de las modificaciones a los grupos políticos y a otras entidades representativas mayoritarias.

Alberto González ha destacado que uno de los rasgos más importantes del CES es sentar a dialogar a entidades tan diferentes como CCOO, UGT y la propia FADE, y ha señalado que la "celeridad" con la que se está llevando a cabo su supresión no deja claro si se actúa contra el CES o contra la "representatividad legal" de los organismos presentes en él.

"No ha habido propuestas políticas, se ha tomado una medida drástica sin dar alternativa a la guillotina", ha concluido el propio González, quien ha avanzado que si el CES no existiera a partir de mañana, "habría que crearlo otra vez".

Fotos

Vídeos