Fade advierte del impacto económico de prácticas no saludables en las empresas

Chechu Rubiera, Leticia Bilbao y Rosa Fernández. /  HUGO ÁLVAREZ
Chechu Rubiera, Leticia Bilbao y Rosa Fernández. / HUGO ÁLVAREZ

La actividad física repercute en la rebaja del absentismo, la retención del talento y la mejora de la productividad», destacó su director general, Alberto González

A. COLLADO GIJÓN.

La implicación de la dirección y de todos los departamentos de una empresa es fundamental para el éxito de la implantación de los programas de salud. Es parte del mensaje que defendió ayer la patronal asturiana que, con el patrocinio de Liberbank, celebró en Las Caldas el I Foro de Empresas Fade Saludable, en el que se mostraron los ejemplos de CAPSA y DuPont, como ejemplo de compañías que promueven la salud entre sus empleados.

Mutua Fraternidad analizó el impacto económico de prácticas no saludables en el trabajo y Aenor explicó cómo obtener la Certificación de Empresa Saludable, algo que según la entidad está al alcance no solo de las grandes empresas, sino también de las pymes.

La montañera Rosa Fernández y el ciclista Chechu Rubiera explicaron los beneficios de la práctica de actividad física y de un estilo de vida activo. Además, el foro -que seguirá el sábado con una ruta de senderismo guiada por la propia Rosa Fernández- se completó con talleres de pilates y de espalda sana.

Fade Saludable, destacan desde la federación, pretende contribuir a la divulgación del concepto de la empresa saludable, inspirado en el modelo de ambiente de trabajo saludable de la OMS, que combina tanto la protección como la promoción de la salud, definiéndola como «estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de enfermedades o afecciones».

El director general de la patronal, Alberto González, señaló que la actividad física repercute, no solo en la propia salud de los trabajadores, sino también en la mejora del clima laboral, la reducción del estrés y los estados de ansiedad, la rebaja del absentismo, la retención del talento, la mejora de la productividad y el rendimiento y el refuerzo del sentimiento de pertenecía a la empresa, además de contribuir a la mejora de la responsabilidad social corporativa de las compañías que ponen en marcha estos planes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos