El Comercio

El Principado eleva el control sobre asturianos que dejan la región por motivos fiscales

Gaspar Llamazares, portavoz de IU, y Dolores Carcedo, consejera de Hacienda, conversan antes de la comisión.
Gaspar Llamazares, portavoz de IU, y Dolores Carcedo, consejera de Hacienda, conversan antes de la comisión. / PABLO LORENZANA
  • Asturias recaudó en 2015 más de 55 millones de euros tras aplicar las primeras medidas contra el fraude

  • Refuerza con más efectivos los servicios tributarios para investigar posibles prácticas evasivas

El Gobierno del Principado tomará cartas en el asunto para poner freno a la evasión fiscal, y centrará sus esfuerzos en acabar con la deslocalización de los contribuyentes, que fijan su residencia de forma ficticia en otras comunidades donde se pagan menos impuestos. De esta forma, el Ejecutivo regional pretende poner el foco en aquellos ciudadanos que, manteniendo su domicilio habitual en el Principado, cotizan en otras regiones con menor presión fiscal.

La consejera de Hacienda y Sector Público, Dolores Carcedo, anunció ayer un reforzamiento de los servicios tributarios con un nuevo departamento de gestión y otro de inspección, así como una mayor dotación de efectivos, que permita poner en marcha una serie de medidas encaminadas a luchar contra el fraude «para una mayor justicia fiscal y suficiencia financiera». La dirigente socialista informó durante una comisión de Hacienda que el Principado ya viene trabajando en esta línea desde 2013, lo que ha permitido incrementar la recaudación «considerablemente» pese a que, anotó Carcedo, el Ejecutivo únicamente tiene capacidad para actuar en los impuestos propios o cedidos, que representan sólo el 11,5% de los ingresos tributarios del Principado. De esta forma, en los dos últimos ejercicios aumentó la recaudación en estos tributos un 69%, ingresando el pasado 2015 gracias a estas medidas «algo más de 55 millones».

La titular de Hacienda, en respuesta a una pregunta del portavoz de IU, Gaspar Llamazares, quien advirtió de que la lucha contra el fraude fiscal será clave para alcanzar un acuerdo presupuestario, reconoció la importancia de acabar con este tipo de prácticas fraudulentas para una mayor «justicia social» y anunció una intensificación de los planes de control que ya se vienen realizando, con el fin de fortalecer esa lucha contra el fraude fiscal. Para ello explicó que se «reforzará la colaboración entre las diferentes áreas» afectadas, de forma que se puedan llevar a cabo cruces de información sobre los contribuyentes para detectar las bolsas de fraude. También comentó que «se sancionarán actuaciones en las que se observe una actitud dolosa por parte del contribuyente y se llevarán a cabo medidas cautelares cuando existan indicios de alguna actuación dirigida a evitar el cumplimiento de las obligaciones tributarias». La consejera avanzó en este sentido que se pondrá «especial atención» en la deslocalización de contribuyentes, y también a las prácticas, ahora habituales, de ocultación de bienes con el fin de evitar el pago de impuestos. Carcedo manifestó que este nuevo plan de control se pondrá encima de la mesa negociadora abierta con Podemos e IU en materia fiscal, y comentó también la intención del Gobierno regional de trabajar para favorecer una mayor cultura fiscal en la región.